Check the new version here

Popular channels

Asesinaron a otro policía en el conurbano: ya son 11

El hecho ocurrió anoche durante una persecución y tiroteo en Ramos Mejía; dos delincuentes, menores de edad, se encuentran detenidos y dos están prófugos; once uniformados fueron asesinados en todo el país en menos de dos meses



UN ubteniente de la Policía Bonaerense murió de un balazo en el cuello durante un tiroteo con cuatro delincuentes en Ramos Mejía. Dos de los ladrones se encuentran prófugos y otros dos fueron detenidos tras la fatal persecución. Con este caso, ascienden a once los uniformados muertos en todo el país, de los cuales siete de los asesinatos ocurrieron en Capital y Gran Buenos Aires.

El hecho comenzó anoche alrededor de las 21.30, cuando la víctima, identificada como el subteniente Gonzalo Carlos Giménez, de 31 años, patrullaba las calles de Villa Luzuriaga, partido de La Matanza, a bordo de un móvil policial con otro policía.

Según dijeron los voceros consultados, Giménez, vestido de civil pero con el chaleco antibalas, conducía el vehículo por el cruce de Triunvirato y Rincón cuando ambos observaron el paso de un auto Volkswagen Gol Trend negro con cuatro personas a bordo, en una actitud que consideraron sospechosa.

Los policías decidieron identificar a los ocupantes del auto, pero tan pronto como se acercaron, el conductor aceleró para escapar y se inició una persecución.

De acuerdo con el relato de las fuentes, los efectivos alertaron a otros móviles de la zona para que montaran un operativo cerrojo y siguieron a los delincuentes a gran velocidad por unas 20 cuadras, hasta la intersección de La Paz y Argentina.

Allí, el conductor del Gol Trend perdió el control del vehículo y golpeó el cordón con las ruedas delanteras, se subió a la vereda y se detuvo.

Los cuatro ocupantes del auto descendieron, continuaron el escape mientras disparaban a los policías y lograron herir a Giménez, a quien uno de los disparos le impactó entre el hueso de la clavícula y el cuello, a una altura no cubierta por el chaleco antibalas.

El policía cayó al suelo ensangrentado y falleció prácticamente en el acto. En tanto, sus compañeros consiguieron detener a dos de los agresores: dos menores de edad que tenían cada uno una pistola 9 milímetros en su poder.

Por su parte, los otros dos delincuentes, uno de los cuales se cree que pudo resultar herido durante el tiroteo, lograron escapar a pie, aunque las autoridades revelaron que en el auto chocado abandonaron pertenencias que ya permitieron identificarlos.

El hecho es investigado por efectivos de la Jefatura Departamental La Matanza, quienes averiguaron que el Gol Trend en el que circulaban había sido robado en esa zona del conurbano a comienzos de febrero, y los responsables del Fuero de Responsabilidad Juvenil del Departamento Judicial del mismo distrito.
0
0
0
0No comments yet