Check the new version here

Popular channels

Asi estamos en La Provincia de Misiones

Misiones Oberá: Un obrero cayó de cinco metros, lo perforó un caño y se salvó
Juan Ramón instalaba un tanque cuando recibió una descarga eléctrica y cayó al vacío. La firma no lo tenía asegurado y tampoco se hizo cargo de los gastos médicos



El 31 de octubre pasado Juan Ramón Monzón (26) volvió a nacer. A las 14 de ese día se encontraba en una torre de cinco metros de altura instalando un tanque de agua en Oberá cuando recibió una descarga eléctrica que lo hizo caer al vacío. En la caída fue literalmente atravesado por un caño, que por apenas milímetros no afectó órganos vitales.

Sufrió la rotura del tabique nasal, un profundo corte en la frente y quemaduras en la entrepierna que afectaron sus partes íntimas.


Monzón se hallaba trabajando para la empresa que tiene a su cargo la construcción del acueducto del arroyo Bonito, sin contrato ni relación de dependencia. Incluso, su propio padre tuvo que trasladarlo hasta el Hospital Samic con el caño atravesando su cuerpo.

Permaneció internado hasta el lunes pasado, cuando regresó a su domicilio en el barrio Sisten Vick, de esta localidad.

El viernes sufrió una recaída, con sangrado y fuertes dolores en la zona quemada, por lo que su familia solicitó la derivación al Hospital Madariaga de Posadas.

El traslado se concretó el sábado y significó un alivio para el paciente y su entorno, que no podían afrontar el costo de una clínica privada, ya que la empresa para la que trabajaba no le brindó ningún tipo de cobertura ni seguro médico.

Ausencia
“Hace más de dos semanas del accidente y los patrones de mi hermano no se acercaron ni siquiera para ver si necesitaba una aspirina. Lo único que nos dijeron es que si le queremos hacer juicio que hagamos. Mientras tanto mi hermano sufriendo horrores”, lamentó Roxana Monzón.

El muchacho está casado y tiene un hijo. Hacía pocos días trabajaba para la citada empresa en la obra del acueducto, aunque desconocía que ni siquiera disponía de seguro ante riesgos del trabajo.

Producto de la descarga eléctrica, que lo hizo caer al vacío, sufrió graves quemaduras en la zona de los genitales, mientras que las heridas en los costados del torso siguen abiertas.

“El viernes tuvo una hemorragia por la nariz y se marea. Van a ser muchos meses de recuperación, nos dijeron los médicos, que todavía no pueden creer la suerte que tuvo mi hermano. Fue un milagro que el hierro no haya perforado un órgano”, comentó Roxana.

En tanto, comentó que recurrieron a un abogado para entablar un reclamo ante la empresa citada, al tiempo que los amigos de su hermano organizaron una rifa para recaudar fondos que permitan cubrir los gastos que demande la recuperación.
0
0
0
0No comments yet