Atrocidades de Israel se asemejan a actos inhumanos de Eiil



El Parlamento de Jordania comparó el martes las atrocidades del régimen israelí perpetradas contra el pueblo palestino con las del grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe) en la región.

El Poder Legislativo jordano además de condenar los crímenes del régimen de Tel Aviv en la ciudad de Al-Quds (Jerusalén), en especial contra la Mezquita Al-Aqsa, aseguró mediante un comunicado que “no hay diferencia entre las atrocidades israelíes con las de EIIL”.

“Asesinatos, violaciones y destrucciones de lugares santos son algunos de los ejemplos de los crímenes que el régimen israelí realiza contra los palestinos y estas atrocidades se asemejan a los actos inhumanos de Daesh en Oriente Medio”, se lee en la nota.

Asimismo, condenó las violaciones israelíes al tratado de paz entre Jordania y el régimen de Tel Aviv (firmado en 1994), llamado Wadi Araba, según el mismo, Amán tiene la responsabilidad de proteger los lugares santos islámicos y cristianos en los territorios ocupados palestinos, en especial la Mezquita Al-Aqsa.

También denunció que este régimen perpetra estos crímenes mientras toda la comunidad internacional, en especial el Gobierno de Jordania, se esforzó mucho para que Palestina y el régimen de Israel alcanzaran un acuerdo con el objetivo de poner fin a su conflicto.

Cabe señalar que como otra señal de protesta contra las medidas provocativas del régimen israelí en Al-Quds, el rey jordano, Abdolá II, canceló el martes una ceremonia para celebrar el vigésimo aniversario del tratado de paz entre Amán y el régimen de Tel Aviv.

El pasado domingo, el primer ministro de Jordania, Abdolá al-Nasur, consideró la creciente tensión alimentada por el régimen israelí en la Mezquita Al-Aqsa, como una “puñalada” que se inflige al acuerdo de paz jordano-israelí.

La semana pasada también, Jordania retiró a su embajador en Tel Aviv en protesta por lo que describió como “violaciones” israelíes en Al-Quds y sus lugares sagrados, una medida adoptada por primera vez por Amán desde 1994, cuando las dos partes firmaron el acuerdo de paz.

Además, presentó una queja formal ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) contra el régimen israelí e instó al organismo a adoptar medidas para frenar las atrocidades del régimen usurpador.

La Mezquita Al-Aqsa es el tercer lugar más sagrado del Islam, y el régimen israelí, desde el inicio de la ocupación de los territorios palestinos, sueña con destruirla, a fin de transformarla en un templo judío.