Check the new version here

Popular channels

Atucha II será el próximo Chernobyl

Lejos de atenuarse, el conflicto entre la Argentina y Uruguay por la instalación de las papeleras en Fray Bentos parece recrudecer con el paso de las horas. La propuesta del gobierno argentino de trasladar las plantas 150 kilómetros al sur del río Uruguay fue calificada oficialmente de "inviable" e "incoherente". Pero hombres cercanos a Tabaré Vázquez fueron más allá y redoblaron la apuesta. Dijeron que la principal amenaza de la zona es la Argentina con su proyecto de Atucha II. Un legislador muy cercano al gobierno uruguayo declaró que esta central nuclear coloca a la zona ante el peligro de "otro Chernobyl". La elección del proyecto no fue al azar. Se trata de una de las obras que están siendo promovidas por Néstor Kirchner de manera personal desde que llegó a la presidencia.

Parlamentarios uruguayos alertaron que con el relanzamiento de la central nuclear Atucha II, la Argentina está preparando otro Chernobyl, en momentos en que Montevideo y Buenos Aires mantienen un enfrentamiento diplomático por la construcción de dos plantas de celulosa en Fray Bentos. Fuentes del gobierno argentino opinaban ayer que esta embestida es en realidad un contraataque desde Uruguay por las críticas a las papeleras. El senador de la gobernante coalición de izquierdas Frente Amplio, Jorge Saravia, dijo ayer que planteará en los próximos días en la Comisión Permanente del Poder Legislativo su preocupación por el peligro que representan para la región los planes del gobierno argentino para poner en marcha la planta Atucha II. Saravia dijo que «la Argentina les debe a los gobiernos de la región información completa acerca de en qué condiciones funcionaría la planta y qué tipo de tecnología van a utilizar» y reclamó que el gobierno argentino proceda «con la misma responsabilidad con la que actúa el uruguayo aportando toda la información disponible sobre las plantas de celulosa». • Pedido de informes Con la finalidad de obtener información sobre el tema, el diputado del Frente Amplio, Eduardo Brenta, elevó un pedido de informes a los ministeriosuruguayos de Industria y de Vivienda y Medioambiente a los efectos de que sus homólogos argentinos pongan a disposición documentación sobre el proyecto. Saravia sostuvo que la puesta en marcha de Atucha II sería «tan peligrosa o más que Chernobyl» y recordó la observación en el mismo sentido que realizó tiempo atrás una comisión parlamentaria de las Naciones Unidas entendida en el uso de la energía nuclear con fines pacíficos y militares. El legislador uruguayo destacóel peligro que Atucha II representa para el medio ambiente debido a que «tiene una tecnología muy anticuada» y que los componentes tecnológicos del reactor nuclear y sus sistemas «están abandonados, herrumbrados y en su mayoría obsoletos». Saravia observó que Atucha «está en medio de una de las mayores reservas agrícolas de la humanidad, por lo que nos preocupa que la Argentina retome el proyecto y que éste pueda perjudicar no sólo a Uruguay y la Argentina, sino a toda la región». La puesta en marcha del proyecto Atucha II «sería muy riesgosa si no se toman las medidas correspondientes», insistió el senador frenteamplista. El gobierno de Néstor Kirchner fijó como una prioridad, casi personal del Presidente,la reactivación del proyecto-Atucha II, cuya construcciónestá suspendida desde hace una década, ante una anunciada crisis energética de corto plazo. Atucha II está ubicada al norte de Buenos Aires, en la localidad de Lima, junto al río Paraná, inmediatamente vecina a Atucha I, que presenta dificultades operacionales. La primera planta genera actualmente 357 megavatios, algo menos de la mitad de los 745 megavatios que esperan que produzca Atucha II. • Enfrentamiento El alerta del parlamentario uruguayo, senador del partido de Tabaré Vázquez, llega en forma simultánea a un enfrentamiento diplomático que mantienen los gobiernos de Uruguay y la Argentina por la construcción de dos plantas de celulosa en la ciudad uruguaya de Fray Bentos, a 309 kilómetros al noroeste de Montevideo, sobre el limítrofe río Uruguay. Tanto autoridades locales como organizaciones ambientalistas de la Argentina y Uruguay reclaman la detención de las obras para construir las plantas papeleras de la finlandesa Botnia y la española Ence. El gobierno uruguayo ha asegurado que se adoptarán todas las garantías para evitar un impacto ambiental.

Mas notas e info:
http://eco21.com.ar/modules.php?op=modload&name=News&file=article&sid=263&mode=thread&order=0&thold=0

http://www.greenpeace.org/argentina/nuclear/si-a-las-energ-as-limpias-no
0
6
0
0
6Comments