Canales populares

Austria busca inquilinos para la casa natal de Hitler

La casa donde nació Adolph Hitler, en la localidad austríaca de Braunau am Inn, quiere ser alquilada por el Estado, pero no aparecen arrendatarios, ni siquiera quien la quiera ocupar legalmente.



El Ministerio del Interior, confirmó en Viena que no ha podido lograr inquilinos para la casa ubicada en la llamada Alta Austria, en la frontera con Alemania.

Si bien la finca de 800 metros cuadrados se encuentra vacía y pertenece a un particular, la Secretaría de Estado la alquiló, a fin de evitar que se convirtiera en un punto de referencia, visita u ocupación de los grupos neonazis. Sin embargo, el ministerio que tiene la vivienda vacía alquilada desde 2011, intenta subalquilarla a fin de costear gastos y evitar además que la finca se deteriore al punto que sea todavía más costosa su manutención. Ahora el ministerio ha pedido oficialmente a otras dependencias del Estado, su colaboración para encontrar quien se ocupe del asunto.
La finca tiene condiciones difíciles de contemplar para cualquier usuario

El gobierno de Austria ha querido comprar la casa a su propietaria, pero ésta se opone aduciendo que el precio que le quieren pagar es demasiado bajo. En esa situación, el Estado solo puede usar la finca arrendada para “actividades socioeducativas”, y debe contar además con la anuencia de la dueña para establecer cuáles concretamente. Ya se intentó instalar una universidad popular y luego un centro de referencia para inmigrantes, pero ambas propuestas fueron desechadas por la dueña. El edificio ha sido usado anteriormente para centro de formación laboral y como asilo para discapacitados.

La casa donde nació Hitler, el 20 de abril de 1889, era alquilada por Alois Hitler, padre del dictador, que era empleado de la aduana y estaba casado en terceras nupcias. Cuando Alemania anexó Austria, un año antes de comenzar la Segunda Guerra, la finca fue adquirida por los nazis. En 1945, tropas americanas la ocuparon, antes que los alemanes en retirada pudieran dinamitarla.

En 1989, centenario del nacimiento de Hitler, se colocó al frente de la casa, una placa grabada en una piedra extraída del campo de concentración de Mauthausen, que reza: “Por la paz, la libertad y la democracia. Nunca más fascismo, millones de muertos lo exigen.”
0
0
0
0No hay comentarios