Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?


Para empezar, la web incluye una presentación abierta en las que se explica quienes son y lo que persiguen: "el contenido de esta web está en manos de un equipo de pedófilos que, con ayuda externa, trabajamos juntos y contribuimos cada uno según nuestras posibilidades... Actualmente somos un total de cuatro". La web presenta algunas experiencias dolorosas en primera persona dentro de un epígrafe titulado 'experiencias pedófilas'. Son vivencias de personas que ya han pasado por condenas de prisión y están en proceso terapéutico de recuperación.

La página va dirigida a enfermos que quienes les gustaría recibir ayuda médica para cambiar su condición. Pero existe un problema: En Alemania, como en algunos otros países, una ley obliga a los galenos a denunciar a los pedófilos a la policía si tienen conocimiento de sus inclinaciones sexuales y si conocen al existencia de algún delito.

El debate ya está en la calle y no son pocos quienes se muestran frontalmente en desacuerdo de una web que trata la pedofilia como una identidad sexual con la que hay que aprender a convivir, no como una desviación sexual que puede acarrear la victimización de menores. ¿Cómo se propone esta convivencia? En la web se explica que aplicando una autodisciplina de por vida. O sea, control de los impulsos y el reconocimiento de que la infancia y la sexualidad adulta no son compatibles. ¿Y hay anonimato? Sí, por el miedo a las consecuencias legales, de rechazo y de desconfianza que se sufriría tras hablar de sus inclinaciones.

Eso sí, en la web se desaconseja a cualquier persona con inclinaciones pedófilas dedicarse a la educación o la pedagogía.