Autorizan a una mujer a usar el semen de su marido muerto



La justicia autorizó a una mujer a utilizar el semen de su marido que murió en un accidente de tránsito hace casi cinco años. Según fuentes judiciales, el esperma fue extraído - luego del fallecimiento del mismo - y conservado en un laboratorio para que su mujer pueda realizarse una fecundación in vitro.

La mujer que solicitó la autorización judicial para utilizar el semen crioconservado, sostuvo que convivía con el difunto y que ambos realizaban un tratamiento de fertilización asistida. En su demanda, la mujer aportó documentación con la que probó su dificultad para quedar embarazada - los años de convivencia con el hombre - y el "consentimiento informado" de su pareja para el tratamiento.

Según la jueza nacional que dictó la autorización, Celia Giordanino, la "elocuente" declaración de los testigos - entre ellos los progenitores - aseguraró que "el gran sueño" del ya fallecido "era ser padre" de tres o cuatro hijos. La magistrada agregó que "la fecundación post mortem no es una técnica prohibida y con los elementos aportados es posible tener por acreditado que el señor P. tenía la voluntad firme de ser padre, deseo que se vio frustrado imprevistamente por el terrible accidente en el que perdió la vida".

El hombre en cuestión perdió la vida en el 2011 cuando el colectivo en el que viajaba al trabajo fue embestido por un tren en la estación porteña de Flores.