Popular channels

Avalancha de sin papeles que llegan a España

Tiene diez meses y viajaba sin sus padres en una de las embarcaciones rescatadas ayer en el Estrecho de Gibraltar. En los últimos dos días, las autoridades españolas salvaron a 48 niños a bordo de pateras.



Las historias de inmigrantes que intentan llegar a España en esas precarias embarcaciones están cargadas de drama, tristeza, desesperación. Y la historia de Princesa, como la bautizaron quienes la rescataron, no escapa a la regla. Conmovedora por donde se la mire, la bebé, de apenas diez meses, viajaba sola en una de las decenas pateras que ayer fueron rescatadas por autoridades españolas del Estrecho de Gibraltar.

Cuando el Salvamento Marítimo español abordó la patera en la que estaba la bebé, descubrió que la niña estaba sola, tenía fiebre, hambre y sueño. Quienes viajaban a su lado explicaron a las autoridades que los padres de la bebé se quedaron en tierra en Marruecos, tras un forcejeo con la policía antes de partir. Nadie sabía su nombre, por eso quienes la rescataron decidieron llamarla Princesa.

Una enfermera de la Cruz Roja le suministró un antitérmico apenas la niña bajó del barco, informa el diario español La Vanguardia. Luego, la bebé durmió en una bañera, arropada por una manta, y desde las once de la mañana hasta las cinco de la tarde ni pestañeó, contó el mismo medio.

La pequeña ha quedado por el momento al cuidado de una voluntaria de Sevilla, de 33 años, madre de dos hijos. Sus padres en Marruecos quizás tampoco sepan que su hija llegó sana y salva a España.

El diario El Mundo informa que entre lunes y martes el personal del Salvamento Marítimo español rescató de las embarcaciones a 48 niños menores de seis años.

Más de 900 inmigrantes subsaharianos fueron rescatados ayer en el Estrecho de Gibraltar, según el balance definitivo publicado esta mañana por el servicio español de Salvamento Marítimo. "Por el momento no hay nuevos casos de pateras en el estrecho.

En cuatro días, la cifra de personas rescatadas en el mar se eleva a cerca de 1.300. Para la Cruz Roja, que da albergue a los inmigrantes a su llegada al municipio de Tarifa, son cifras insólitas.

A las llegadas por mar hay que sumar los intentos de numerosos subsaharianos de cruzar por tierra la triple valla fronteriza que protege el enclave español de Melilla, en el norte de Marruecos.

A los dos días de avalanchas de sin papeles, se sumó hoy el tercero. Unos 600 inmigrantes intentaron hoy saltar la valla fronteriza, aunque ninguno de ellos lo logró y cerca de 80 se mantenían colgados de la valla.

En lo que va de año más de 10.000 inmigrantes intentaron saltar la frontera de Melilla, de los que lo consiguieron cerca de 4.000, según el ministerio español del Interior.
0
0
0
0No comments yet