Check the new version here

Popular channels

BAE y Dassault reciben 153 millones para el drone de combate





La mayor compañía británica de defensa, BAE Systems, ha obtenido una serie de contratos junto a la firma aeronáutica francesa Dassault Aviation para avanzar en el desarrollo de un sistema aéreo no tripulado capaz de realizar operaciones de combate (UCAS) que podría estar disponible en 2030. El conjunto de estos acuerdos está valorado en 120 millones de libras (cerca de 153 millones de euros).Tanto Francia como Reino Unido hicieron público la semana pasada este empuje a un proyecto en el que llevan años trabajando. Los gobiernos de ambos países emplearán otros 40 millones de libras (51 millones de euros) en distintos trabajos relacionados con el estudio de viabilidad de este sistema durante dos años, al margen de la inversión señalada para ambas empresas.

Además de BAE y Dassault, como compañías líderes del proyecto, también están involucradas la empresa tecnológica francesa Thales, la filial Selex de la multinacional italiana Finmeccanica, y los fabricantes de motores Rolls Royce (Gran Bretaña) y Safran (Francia).

El Ministerio de Defensa francés recoge en una nota divulgada este viernes que la previsión es disponer de un primer demostrador de este UCAV en el año 2017. El proyecto recibe el nombre de FCAS, por las siglas en inglés de Futuro Sistema Aéreo de Combate (Future Combat Air System).

Para el responsable del material de defensa británico, Bernard Gray, “el desarrollo de un sistema aéreo no tripulado de combate es de vital importancia para Reino Unido y Francia, que son las fuerzas armadas más capaces y experimentadas en Europa y con unas bases industriales de defensa bien establecidas”, según cita la cabecera norteamericana Wall Street Journal.



El periódico recuerda que ambos países ya están volando prototipos de aeronaves no tripuladas de combate. Así, BAE está ensayando el sistema Taranis, un aparato de un tamaño similar al de un avión de entrenamiento Hawk, como el empleado por los británicos para formar a sus pilotos de las fuerzas aéreas.

Por su parte, Dassault, que es la constructora del caza Rafale, está desarrollando junto a la sueca Saab, la italiana Finmeccanica y otras empresas el proyecto europeo Neuron de un dron de combate.

Acuerdos de Lancaster House

Además, tanto Francia como Gran Bretaña ya están operando aviones no tripulados armados, aunque menos sofisticados que el que están desarrollando en este proyecto conjunto. Los británicos cuentan con dos Reaper, de la norteamericana General Atomics, apoyando las operaciones que se han emprendido contra los combatientes islamistas en Irak y Siria, y planean aumentar su número como parte de la retirada del despliegue militar de ese país en Afganistán. Francia también opera drones Reaper.

Francia y Reino Unido alcanzaron en 2010 un acuerdo (conocido como Lancaster House) para cooperar en distintos programas de defensa tratando de mitigar los efectos de la reducción en los presupuestos militares. La alianza también afecta a otros tipos de aviones no tripulados y a misiles, entre otros sistemas militares.



































































0
0
0
0
0No comments yet