Check the new version here

Popular channels

Banghó Joypad, un gamepad para ampliar la experiencia.



Banghó Joypad, un gamepad para ampliar la experiencia de los videojuegos en Android


Las tabletas y teléfonos móviles han logrado ganar terreno frente a las tradicionales consolas de videojuegos gracias a diversos títulos que aprovechan las pantallas táctiles de los dispositivos. En algunos casos, la modalidad encaja a la perfección con propuestas como Candy Crush o Angry Birds, pero la experiencia tiende a ser diferente en aquellos géneros de simuladores de carrera, deportes o disparos en primera persona.

Por supuesto, los comandos y botones virtuales cumplen sin problemas con sus tareas, pero limitan la visibilidad al ocupar un lugar importante dentro de la pantalla táctil, y obligan a tapar parte de la pantalla con las manos. Asimismo, nada se compara con el uso de un control de mando físico. En este punto, no hay sensor alguno que pueda suplir de forma completa esta experiencia.

De a poco, firmas como Samsung, Nvidia e incluso Sony (que dispone de una división responsable de la consola PlayStation) han comenzado a integrar el mundo de los juegos para tabletas con controles de mando físicos.

En este punto, el fabricante argentino Banghó presentó Joypad, un control de mando inalámbrico que permite disfrutar, en su tableta Aero, la experiencia de combinar un joystick físico con el amplio catálogo de juegos de Android.


Una vista a la tableta Banghó Aero y el control de mandos con conexión inalámbrica Joypad






Una vez conectada con el mando Joypad, la tableta Aero sólo tiene disponible el conector de audio



El control de mando encastra a la perfección en la Aero 1024-i210, si bien el Joypad puede ser utilizado con cualquier dispositivo Android en su versión 4.2 gracias a su sistema de conexión inalámbrica Bluetooth. Aquellos que ya cuenten con un equipo de otra marca podrán utilizar este control de mando, pero no aprovechará el sistema de sujección a medida que dispone el Joypad con la tableta de Banghó.

La tableta Aero 1024-i210 es un equipo con una pantalla IPS de 10,1 pulgadas y una resolución de 1920 por 1200 pixeles. Posee sendas cámaras, una frontal de 2 MP y otra posterior -sin flash- de 5 MP. En su interior dispone de un procesador de doble núcleo Intel Atom Z2580 a 2 GHz, con 2 GB de memoria RAM y 16 GB de espacio de almacenamiento. Usa la versión 4.2.2 de Android.

Su diseño es sólido, con bordes de metal, y con conectores microUSB y microHDMI del lado derecho. Pesa 590 gramos. En la parte posterior, un pequeño panel removible permite sumar una tarjeta de memoria de hasta 32 GB. Tiene un precio de 5299 pesos.

Por su parte, el Joypad está compuesto de dos piezas que conforman los controles de mando, con sendos joysticks analógicos, junto a cuatro botones complementarios ubicados por debajo. A la izquierda se ubican unos botones direccionales complementarios, mientras que del otro lado se ubican cuatro botones de uso habitual. Sin la tableta, tiene un peso de 385 gramos y cuesta 1499 pesos.

El control analógico y los botones de dirección del Baghó Joypad



La sincronización inalámbrica Bluetooth entre ambos dispositivos transcurre sin problemas. Lo mismo sucede cuando se encastra el equipo con el accesorio, aunque se lamenta que el control sólo deje disponible el conector de audio, y no ofrezca la posibilidad de tener disponible el microHDMI, para disfrutar del juego y el control de mando en una pantalla de TV, o el conector microUSB, para recargar la tableta sin tener que desmontar la Aero del Joypad. Se puede usar la tableta conectada a un televisor y el gamepad suelto, vinculado vía Bluetooth, pero no es tan práctico.

Compatible con cualquier tableta Android 4.2 o superior, la Joypad está optimizada para el sistema de agarre del equipo Banghó Aero



Más allá de las preferencias de uso, combinar el control entre el joystick analógico y los botones X, Y, A y B junto a las controles direccionales, tiende a ser complicado, y es por eso que quedaron relegados en un segundo plano en las pruebas realizadas con los juegos Real Racing 3 (autos) y Dead Trigger (acción en primera persona).

De acuerdo al tipo de juego y a las configuraciones de control que ofrece, la experiencia de juego resulta más agradable si se utilizan los botones frontales (activados con el índice y el anular) ubicados por detrás de los controles analógicos (que se controlarán con los pulgares). En el Real Racing 3, los sensores de movimiento de la tableta permitían inclinar la vista del conductor, pero el control de dirección del volante seguía al mando del Joypad. También se puede usar el movimiento de la tableta como volante y usar los botones del gamepad para funciones adicionales (aceleración y freno, cambios, nitro, etcétera)

Por su parte, la sensibilidad del control de la mira en el Dead Trigger se pudo ajustar gracias a las opciones internas del juego. Si están disponibles en las configuraciones que ofrece el desarrollador, el control de mando de Banghó responde sin problemas.





FIN DEL POST
0
0
0
0
0No comments yet