Check the new version here

Popular channels

Banqueros compran el agua dulce ...parte 2

Y cómo ejemplo, muestra las dos caras de la moneda: mientras en Oregon (EE.UU) condenaron a 30 días de cárcel al ciudadano Gary Harrington por recoger de agua de lluvia en tres estanques situados en su terreno privado, el multimillonario T. Boone Pickens es propietario de los derechos de agua del acuífero de Ogallala (EE.UU), que le permite drenar aproximadamente 245.000 millones de litros de agua al año sin que nadie le condene por ello. “Lo anterior es un ejemplo del extraño nuevo orden mundial en el que los multimillonarios y los bancos pueden poseer acuíferos, pero los ciudadanos ni siquiera pueden recoger lluvia en sus propios patios”, dice el informe.



De acuerdo con un análisis de renta variable de JP Morgan, publicado en 2012, se establece claramente que “Wall Street parece consciente de las oportunidades de inversión en infraestructura de abastecimiento de agua, tratamiento de aguas residuales y tecnologías de gestión de la demanda”. De hecho, Wall Street se prepara para sacar provecho de la apropiación mundial del agua en las próximas décadasGoldman Group, Citigroup, UBS Investment Research, Credit Suisse y JP Morgan Chase, en sus estudios de inversion han pronosticado que el agua será más importante que el petróleo y por eso se han dedicado a convencer a sus inversionistas y otras empresas en el mundo, que en este negocio estará la mejor inversión en el futuro. Por eso, desde hace una década vienen acaparando el mercado.



Además de estos, existen muchos más y numerosos fondos de inversión y de cobertura centrados en el enorme negocio del agua, como Calvert Global WaterFund, Allianz RCM Global WaterFund, PFW Water Fund, Kinetics WaterIn frastructure Advantaged Fund, Master Water Equity Fund, WaterPartnersFund, etc. A ellos debemos añadir también fondos soberanos que están invirtiendo en el control del agua por todo el mundo.



“El agua es y seguirá siendo indispensable para nuestra vida y es por esa razón que las élites económicas que controlan el mundo confluyen sus esfuerzos en el control de este vital insumo. Hace centenares de miles de años, el agua fluía libremente por valles y llanuras y todos los animales podían disfrutar libremente de ella, pues no era propiedad de nadie. Ahora, gracias al desarrollo de la civilización y a la ignorancia, inacción y falta de dignidad de la sociedad, el agua ya es propiedad de unos pocos y pronto deberemos suplicar por ella, como si fuéramos tristes esclavos. Sin duda, éste es el precio que debemos pagar por no haber actuado contundentemente cuando debíamos y tuvimos la oportunidad de hacerlo”, concluye el informe
0
0
0
0
0No comments yet