Bitcoin + oro = ¿el futuro de las monedas?

Amantes del oro se unen a los fieles del bitcoin apostando
a suplantar al dólar con la Independence Coin, la primera criptomoneda respaldada en oro, la cual fue presentada este mes en Las Vegas.

Llámenlo "bitgold". Es lo que se obtiene al combinar al bitcoin, una de las aspirantes a monedas más nuevas del mundo, y el oro, una de las más antiguas.

Agreguemos la desconfianza hacia las autoridades centralizadas, un toque de rebeldía y una pizca de afán de ganancias y podríamos tener la Independence Coin (Moneda de la Independencia), la primera criptomoneda respaldada por oro, presentada este mes en el FreedomFest, convención de libertarios que tuvo lugar -¿dónde más?- en Las Vegas.

“Una persona incondicional que cree en el patrón oro dice que el bitcoin no vale nada y en última instancia es un esquema de Ponzi, y aquellos a los que no les gusta el oro, pero entienden al bitcoin dirían que esto es ridículo, que es sólo un estúpido metal”, declaró en entrevista Anthem Hayek Blanchard, máximo responsable ejecutivo de Anthem Vault Inc, la compañía que creó la Independence Coin. “No hace falta pelearse. Podemos unirnos”.

Pese al escepticismo, el bitcoin y el oro hacen una buena pareja, como los gatos y la leche. El oro, reserva de valor desde la época antigua, es popular entre los inversores que buscan un refugio y los agoreros que rechazan el dinero fiduciario que imprimen los bancos centrales. El bitcoin, creado por programadores hace seis años, fue adoptado por los anarquistas modernos y otras personas interesadas en comerciar online evitando las limitaciones del dinero convencional. Hay indicios de que ambos bandos finalmente tendrán un encuentro romántico.