Boicot a las discográficas

¿Boicot a las discográficas?

Leo en Blogpocket el nuevo panfleto que se incluye en el último disco de Coldplay:
Este CD ha sido fabricado para su uso en reproductores normales de CD, pero podría no funcionar en los siguientes reproductores:

- Algunos reproductores de CD con la capacidad de crear MP3 (como reproductores portátiles o de coche).

- Algunos reproductores de CD con opciones CD-R o CD/RW (como reproductores portátiles o de coche).

- Algunos reproductores de CD de coche con GPS.

- Algunos reproductores de CD de coche con capacidad de grabación en disco duro.

- Algunos reproductores de CD-R/RW utilizados para música.

- Algunos reproductores de CD portátiles.

- Algunos reproductores de DVD

- Algunos reproductores de CD

- Algunas consolas de videojuegos.

- Aunque puedes usar un programa de Windows para reproducir algunas pistas, eso no significa que el CD pueda reproducirse en todos los PCs.

- La primera vez que el programa se utiliza (en Windows con un programa de arranque automático) se registra en un archivo de Windows. Así, los programas ya registrados no afectan a las operaciones de Windows.

- El sistema operativo Windows usa los últimos archivos. Este CD no soporta el software de Macintosh.

- Excepto por defectos de fabricación, no aceptamos cambios en el producto o devoluciones.
Y Pixel se pregunta si realmente ¿es este el futuro de los CD's de Música?

Creo que solo falta un "este CD se auto-destruirá en 2 minutos". Y digo esto porque la carátula viene dentro del CD, y te enteras de todo esto cuando, una vez comprado el CD, lo abres. Parece ser que para escuchar algunos discos vas a tener que cambiar de coche, de DVD, de ordenador, de consola...
¿Y esto por qué? Es el futuro. La famosa DRM también conocida como gestión de derechos digitales o gestión de restricciones digitales.
Así pues para algunos, el futuro de la música se plantea así:
- Si te gusta un grupo, te comprarás un CD que sólo podrás reproducir en tu equipo de música. Si cumple todos los cánones (va sin segundas).
- Si además quieres escucharlo en tu ordenador o en un reproductor de MP3 tendrás que comprarte el disco de nuevo en versión digital.
¿Qué quieren? ¿que dejemos de comprar música?
Pues esto es lo que parecen estar logrando ya que, por ejemplo, enrique dans está planteando justamente eso, un boicot a Coldplay.


(lo de Enrique Dans)
Porqué no debes comprar un disco de Coldplay
Por muy bueno que sea o te parezca serlo, por mucho que te guste el grupo, por muy bien que te caigan sus componentes, o por muchas ganas que tengas de contribuir a su trabajo con un ridículo y misérrimo porcentaje del dinero que te cuesta el CD... ¡¡¡NO TE COMPRES EL DISCO DE COLDPLAY!!!. En realidad, no deberías comprarte ningún disco, pero eso ya nos hemos hartado de decirlo en infinidad de ocasiones. No debes comprar ningún producto procedente de una industria que te insulta, te persigue y se afana en producir cosas que limitan lo que puedes hacer con ellas. El caso del disco de Coldplay es, como comenta Cory en Boing Boing, de auténtico juzgado de guardia. Una vez que te lo has comprado y lo has abierto - es decir, cuando ya no hay devolución posible - te encuentras en su interior este folletito que te informa amablemente de todo lo que NO PUEDES hacer con el CD que has adquirido: la lista de restricciones y de aparatos en los que no puedes reproducirlo llega a ¡¡doce puntos!!, incluyendo ordenadores, aparatos de coche, reproductores portátiles y lo que se os pueda venir a la cabeza. Completamente abusivo, absurdamente restrictivo, totalmente inaceptable. Es el ejemplo más claro existente de porqué no debes adquirirlo: para que las cosas no sigan en esa dirección. Si te gusta Coldplay, hazles un favor, y enséñales el camino bajándote su música de una plataforma P2P. Es la única manera.
De verdad, si realmente te gusta la música, no compres música. Tranquilo, no se acabará la música. No ocurrirá ninguna de esas profecías apocalípticas que nos quieren hacer creer. Ninguna. No compres música. Ya aprenderán.