Canales populares

Bolivia primer caso de ebola

Las autoridades de Bolivia afirmaron que ese país se encuentra ante un posible caso de ébola luego de que un hombre oriundo de Sierra Leona (Africa) arribara al país y presentara síntomas que podían estar vinculado con esa enfermedad; el presunto infectado tenía previsto llegar a la Argentina en busca de refugio, según los primeros trascendidos. De acuerdo con la información revelada por el Diario Nacional, se trata de un joven de 28 años que en este momento se encuentra internado en el hospital Yacuiba. "Se le realizan análisis para determinar si está contaminado con el virus ébola, enfermedad de la que murió toda su familia", comunicaron El ministro de Salud boliviano, Juan Carlos Calvimontes, aseguró que el hombre se encuentra aislado, en cuarentena, bajo cuidado de médicos cubanos, mientras se le practican los estudios de rigor. Desde Migraciones, a su vez, la titular, Lourdes Aldana, sostuvo que el posible afectado fue aprehendido cuando intentaba desplazarse hacia la Argentina de manera ilegal. Sigue grave la enfermera española El estado de salud de la auxiliar de enfermería infectada con el virus del Ébola en España, Teresa Romero, empeoró en las últimas horas y las personas hospitalizadas en observación por haber tenido contacto con la enferma son ya seis. El estado de Romero, la primera persona infectada con ébola en Europa, empeoró el miércoles pero no se encuentra intubada, según fuentes del Hospital Carlos III de Madrid, en el que está ingresada desde el martes. Previamente, la secretaria autonómica del Sindicato de Técnicos de Enfermería, Elvira González, había dicho a las puertas del centro hospitalario que la paciente "está grave, intubada y empieza a tener fallos multiorgánicos". Romero ha estado siendo tratada con plasma extraído de una monja que superó la enfermedad del Ébola en Liberia. La auxiliar de enfermería pudo contagiarse al tocarse la cara con los guantes cuando se retiraba el traje protector tras atender al religioso Manuel García Viejo, quien murió de ébola en el hospital Carlos III de Madrid, el mismo en el que también están las seis personas bajo observación ante la sospecha de que puedan haberse infectado por contacto con la enferma. La propia paciente lo reconoció ante uno de los doctores del equipo que la está atendiendo, y el "accidente" pudo ocurrir en la primera de las dos visitas que realizó a la habitación en la que estaba García Viejo, quien fue repatriado desde Sierra Leona, donde trabajaba en un hospital, y falleció el pasado 25 de septiembre. La ministra española de Sanidad, Ana Mato, declaró hoy que se está estudiando modificar los protocolos de actuación ante el ébola para que los profesionales sanitarios en contacto directo con pacientes infectados sean considerados personal de riesgo y hacerles un seguimiento más activo para aumentar su protección. Aunque el miércoles la paciente declaró por teléfono a algunos medios que se encontraba "un poquito mejor", hoy su hermano dijo a la prensa que su estado había empeorado y ha tenido que ser intubada. La subdirectora del Hospital Carlos III, Yolanda Fuentes, informó también del empeoramiento de Romero y anunció la hospitalización hoy por "contacto de riesgo" de uno de los médicos que atendió a la paciente, del que dijo que está "sano", pero debe ser sometido a "vigilancia activa". En el mismo hospital permanecen otras seis personas en observación, entre ellas, el esposo de la auxiliar de enfermería, Javier Limón, que de momento no presenta síntomas, pero está bajo vigilancia desde hace dos días como medida preventiva. También están ingresados el médico que atendió a Teresa Romero en el servicio de urgencias, quien ingresó voluntariamente el miércoles para someterse a observación; y la doctora de familia que la asistió en un primer momento, quien presenta los primeros síntomas de fiebre. Los otros dos hospitalizados son enfermeros del equipo del Hospital Carlos III que atendieron a los dos religiosos españoles repatriados desde África y quienes murieron poco después a consecuencia del virus del Ébola. Además hay otro medio centenar de personas a las que se les aplica el protocolo de vigilancia en su domicilio y que consiste, fundamentalmente, en tomarse la temperatura dos veces al día. En medio de las críticas de colectivos sanitarios y la oposición política, el gobierno regional de Madrid defendió hoy el protocolo seguido en el tratamiento de los dos religiosos repatriados y lamentó que el único caso de contagio hasta ahora se deba a "un error humano, un acto reflejo" de la sanitaria enferma. "Vamos a seguir este protocolo, porque se ha demostrado que funciona", señaló hoy el portavoz del gobierno regional, Salvador Victoria. El Gobierno de España también ha sido objeto de las críticas y el principal partido de la oposición, el partido socialista (PSOE), reclamó la creación de un comité de crisis al más alto nivel, encabezado por el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, para mejorar la coordinación, seguimiento e información en la crisis del ébola. El portavoz de ese partido en el Congreso de los Diputados, Antonio Hernando, declaró que es importante que, ante la inquietud de los ciudadanos, el Gobierno dé información "diaria y puntual" sobre la evolución de la enfermedad y las actuaciones que está llevando a cabo. Aunque varios colectivos reclaman la dimisión de la ministra de Sanidad por esta crisis, el portavoz socialista consideró que aún no es el momento de solicitar su cese, pero criticó que Rajoy haya avalado su gestión cuando "aún no se sabe qué ha pasado"

El jefe de epidemiología de Santa Cruz Roberto Tórrez explicó ayer que el virus del ébola aún no ha llegado a Bolivia, pero tal como lo está haciendo el vecino Brasil, Bolivia se ha lanzado un sistema para fortalecer la vigilancia, para detectar cualquier caso sospechoso. 

“No sabemos cómo ni cuándo, pero la unidad de epidemiología en Santa Cruz se encuentra alerta, ya que este virus es de difícil detección, porque no presenta síntomas”, señaló Tórrez. Solo cuando hayan casos de riesgo potencial, se podrían tomar medidas de prevención más extremas, como el control de terminales aeroportuarias y terrestres.


“El Servicio Nacional de Enfermedades Tropicales (Cenetrop) en Santa Cruz, tendrá la última palabra sobre la aparición de esta enfermedad, en caso de detectarse un caso sospechoso, ya que posee la tecnología necesaria para identificar un virus maligno, por muy nuevo que sea”, señaló Tórrez.

El brote de Ébola que surgió en 2013 en el África occidental sigue propagándose por Guinea, Sierra Leona, Liberia y Nigeria y está fuera de control según Médicos Sin Fronteras (MSF), uno de los organismos internacionales que se encarga de su contención sobre el terreno. Se han registrado al menos 887 muertes y 1.603 casos en más de 60 lugares distintos, muchos de ellos de difícil acceso.

¿Qué enfermedad causa?. Este virus produce la llamada fiebre hemorrágica del Ébola, una enfermedad vírica aguda grave que se caracteriza por la aparición súbita de fiebre, debilidad intensa y dolor de músculos, cabeza y garganta, asociada a vómitos, diarrea, erupciones cutáneas, disfunción renal y hepática y, en algunos casos, hemorragias internas y externas


El periodo de incubación, desde la infección hasta la aparición de los síntomas, varía de 2 a 21 días
El contagio está relacionado con el contacto directo con sangre y secreciones de animales o pacientes, ya estén vivos o fallecidos.
¿Cómo es el virus y por qué es tan peligroso?
Letalidad. Forma parte de la familia de los “filovirus”, virus con estructura filamentosa. Causa una fiebre hemorrágica severa, una enfermedad con una letalidad de hasta el 90 por ciento e infecta el endotelio capilar y varios tipos de células inmunes, según el virólogo José Antonio López Guerrero.
Diagnóstico. Las infecciones por el virus Ébola solo pueden diagnosticarse definitivamente mediante distintas pruebas de laboratorio

El actual brote de Guinea se corresponde con la variedad Ébola-Zaire, la más virulenta, y asociada con una tasa de mortalidad de hasta el 90 por ciento
0
0
0
0No hay comentarios