Check the new version here

Popular channels

boliviana acusa a Iglesia de guerra sucia contra Evo Morales


La secretaria de Comunicación aseguró que el actual Presidente, que buscará la reelección en los comicios de octubre, es un rival político de las “estructuras más conservadoras de derecha que han ido en contra de las políticas de inclusión social” del actual Gobierno.



La ministra de Comunicación de Bolivia, Amanda Dávila, acusó este viernes a la Iglesia Católica de emprender una “guerra sucia” contra el Presidente Evo Morales, después de que la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) alertara sobre una “evidente desigualdad” en la campaña para los comicios de próximo.

“La Iglesia católica una vez más está haciendo la guerra sucia, que siempre ha hecho contra el Presidente Evo Morales y el Gobierno”, señaló Dávila en una entrevista con la radio estatal Patria Nueva.
“ESTRUCTURAS MÁS CONSERVADORAS”

Según la ministra, la Iglesia Católica es “un rival político portavoz de las estructuras más conservadoras de derecha que han ido en contra de las políticas de inclusión social”.

Dávila precisó que el Papa Francisco mantiene una posición “renovadora, social y sensible a los procesos de cambio en los países”, mientras que la Iglesia Católica boliviana tiene posiciones de derecha.
Debates que no le corresponden

También aludió a este asunto el ministro boliviano de Economía, Luis Arce, quien dijo -según la agencia estatal ABI- que la Iglesia boliviana “se está convirtiendo en un partido político más en las elecciones al entrar en estos debates que no le corresponden”.

“El Gobierno nacional no se mete a ver qué se hace con la plata que llega a la Iglesia Católica”, agregó Arce.
IGLESIA PREOCUPADA

El secretario general de la CEB, Eugenio Scarpellini, leyó el jueves en una rueda de prensa en La Paz un comunicado en el que destacó la “preocupación” con la que la Iglesia Católica observa la campaña de cara a las elecciones presidenciales del 12 de octubre.

La CEB lamentó “la enorme disponibilidad de recursos de unos y la escasa disponibilidad de los mismos por parte de otros”, y censuró que el partido oficialista argumente “un falso dilema entre gestión pública y propaganda política, cuando es evidente que se usan recursos del Estado” para hacer campaña.

La relación entre el Gobierno boliviano y la jerarquía católica en el país andino ha atravesado momentos de tensión en numerosas ocasiones.

El Ejecutivo ha acusado reiteradamente a la Iglesia de injerencia en la política nacional y hace dos años llegó a presentar una queja sobre este asunto ante la Santa Sede.


fin coleites

0No comments yet
      GIF
      New