Bomberos salvan una vida pero los acusan de romper puerta


Personal del Cuerpo de Bomberos de Temuco (Chile) salvó la vida del conocido médico anestesista Bernardo Lilayú, cuyo departamento, ubicado en el segundo piso del edificio Don Simón XI fue afectado por un incendio.

La alarma se dio cerca de las 13 horas de este jueves en el inmueble ubicado en calle Hochstetter esquina San Francisco de la capital de La Araucanía, frente al Colegio Alemán, donde las llamas envolvían el departamento del facultativo, amenazando seriamente con propagarse hacia arriba y los lados.

Personal de tres compañías de Bomberos se desplegó en el lugar, ingresando un equipo de búsqueda y rescate a los departamentos, en busca de posibles víctimas. Fue así como los voluntarios hallaron al profesional inconsciente en el suelo de su dormitorio, en medio de un ambiente totalmente colmado de humo, intentando rescatarlo a través de los pasillos del edificio, lo que fue imposible debido a las altas concentraciones de humo caliente, por lo que finalmente fuera evacuado a través de un departamento aledaño, en el que debieron forzar una puerta para verificar que no hubiesen más víctimas.

Finalmente, el médico fue rescatado con vida a través del balcón, recuperándose rápidamente cuando era bajado a través de escalas de Bomberos y paralelamente las llamas fueron sofocadas de su departamento antes que se extendieran al resto del edificio.

CRÍTICAS
Increíblemente, la rotura de la puerta generó críticas de algunas personas que llegaron al lugar, culpando a Bomberos de lo ocurrido con la puerta, pero olvidando que gracias a ello se había salvado una vida.

El comandante de la institución voluntaria, Claudio Fuentes, respondió a estas expresiones, manifestando que “los voluntarios actuaron por protocolo en búsqueda y rescate, para lo cual se entrenan día a día. Cuando llegaron los voluntarios al departamento completamente lleno de humo y se abocaron a la búsqueda de posibles víctimas, encontrando una persona en el suelo, procediendo a su rescate y entregándolo al Samu”.

Desde Bomberos explicaron que se determinó efectuar una entrada forzada al departamento aledaño al que se quemaba al enterarse que estaba habitado pero nadie respondió a los toques, por lo que el protocolo indica que todos los inmuebles en peligro de ser alcanzados por el fuego o el humo deben ser revisados en busca de niños o personas con problemas de movilidad que eventualmente puedan estar imposibilitados de escapar por sus propios medios, priorizando salvar vidas por sobre los posibles daños.

link: https://www.youtube.com/watch?v=H7VD7z48DOI&feature=youtu.be