Canales populares

Borrachos violaron a joven con retraso mental


VARIOS SUJETOS ALCOHOLIZADOS VIOLARON A UN MENOR DE 15 AÑOS QUE SUFRE DE RETRASO MENTAL..

EL HECHO OCURRIÓ A LAS 21:20 CUANDO EL ADOLESCENTE SALÌÒ A COMPRAR ,FUE SECUESTRADO Y LLEVADO A LA CASA DE LOS DEPRAVADOS, HASTA EL MOMENTO NO HAY DETENIDOS.





Un menor de 15 años con retraso mental habría sido abusado sexualmente por varios individuos en un domicilio del barrio Jorge Newbery, en un hecho de características aberrantes que es investigado por la fiscal a cargo de la Agencia única de Abusos sexuales y la Comisaría de la mujer que mantienen absoluta reserva del caso que hasta ayer no tenía detenidos.
Estaba de visita con su mamá en una casa familiar, salió a comprar una gaseosa y por algunas horas su desaparición causó gran preocupación en su progenitora.
Pese al hermetismo impuesto en el caso, este medio accedió extraoficialmente a algunos pormenores del conmocionante hecho que se investiga: una madre y su hijo de 15 años residentes en barrio Stella Maris fueron la noche del viernes a visitar y cenar en una casa familiar cercana a calles Huergo y Florida, en barrio Jorge Newbery. Alrededor de las 21:20 el jovencito que padece un retraso mental madurativo salió a esa hora a comprar una gaseosa en un almacén situado a una cuadra del domicilio donde se encontraba. Pasaron los minutos y no regresaba, lo que causó la lógica preocupación de su progenitora que salió en su búsqueda.
La mujer caminó hasta el almacén y se percató que ya había cerrado, por lo que salió a la calle y comenzó a llamar a los gritos a su hijo, pero no obtenía respuesta alguna, a medida que pasaban los minutos se agrandaba su preocupación y seguía por los alrededores gritando el nombre de su hijo, sin obtener respuesta alguna.
Lo arrojan desde un domicilio con las ropas sueltas
Algunos vecinos señalaron que podría encontrarse en el domicilio de unos gitanos, por lo que la mujer fue acercándose al mismo, siempre llamando a los gritos a su hijo.
En un angosto pasaje con una escalera con escalones desnivelados, en diagonal y enfrente de la casa de los gitanos -cerca de calles Blas Parera y Florida- apareció de pronto el adolescente empujado desde un domicilio e inconciente. Además del estado de inconciencia, el jovencito tenía las ropas sueltas, e incluso, el cinturón de su pantalón estaba separado de su cuerpo y había sido arrojado junto a otras pertenencias.
La asustada madre habría gritado a los del interior qué le habían hecho, pero salieron unos individuos y la amenazaron diciéndole que se marchara.
Según recabarían luego los investigadores policiales, en dicho domicilio se encontraban varios sujetos, algunos de ellos alcoholizados, tres de los cuales se marcharon del lugar sin haber sido identificados, aunque sí habrían identificado al resto de los ocupantes.
A simple vista, todo parecía indicar que habían abusado sexualmente del menor, por lo que se procedió a trasladarlo al Hospital Regional y se le dio intervención a la Comisaría de la mujer y a la fiscalía de turno correspondiente que se encuentra cubriendo la feria judicial. Hasta ayer, no trascendía si los exámenes médicos practicados a la víctima confirmaban el abuso, y tampoco se conocía si había detenidos en la causa.

0
0
0
0No hay comentarios