Canales populares

Bs. As: Hay 20 asaltos violentos por día en colectivos

Hay 20 asaltos violentos por día en colectivos del área metropolitana

La UTA afirma que los robos se duplicaron en diez años y que las zonas donde más ataques hubo fueron Moreno, Quilmes y La Matanza

eridas de bala, cortes con armas blancas, golpes o amenazas de muerte son situaciones graves con las que los choferes de colectivos lidian a diario en el área metropolitana. Según datos de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), en el último año se reportaron hasta 20 robos por día en colectivos, el doble que hace una década.

Los choferes que atraviesan las zonas más complicadas del conurbano y de la Capital conviven con el delito y la violencia a diario, afirmó Oscar Mata, el secretario gremial de la UTA. "El panorama es más que peligroso", sostuvo.

Según el dirigente gremial, la modalidad de robos en colectivos cambió mucho en pocos años. "Hasta antes de implementar el sistema SUBE, el objetivo eran las máquinas de monedas; muchas veces se robaban el colectivo entero para tener tiempo para vaciar la máquina, pero ahora la cosa cambió ,y como no hay máquina, el objetivo son los pasajeros o los choferes", relató Mata.

Como gran diferencia señaló: "Por lo general eran robos menos violentos, robaban una máquina que estaba asegurada y nada más, y no había tantos lastimados ni heridos". Además, Mata consideró que mientras que hoy se producen 20 asaltos por día, aproximadamente, los fines de semana aumenta este número. Hace diez años no se superaban los 10 asaltos por día.

Por los asaltos a pasajeros y la cantidad de choferes golpeados y heridos, la UTA mantiene reuniones diarias con las policías distrital y departamental en el conurbano, ya que en algunas zonas han identificado a delincuentes e incluso hay lugares fijos donde todos los días algunos ladrones piden "peaje" para no apedrear los colectivos.

Para la UTA, los colectivos que más asaltos sufrieron en el año son los que transitaron por Quilmes, Moreno, González Catán y Rafael Castillo, mientras que las zonas de la Capital donde se registraron más robos fueron La Boca y Constitución.

Hace dos semanas a un chofer de la línea 440 le cortaron cuatro dedos en un asalto. Hoy está en su casa con asistencia psicológica debido al estrés que sufrió en el violento asalto; como luego de las mutilaciones tuvo complicaciones médicas, no se sabe si volverá a trabajar.

Carlos Arias, un chofer de 44 años que tiene 24 de experiencia en transporte de pasajeros y es compañero del conductor al que le cortaron los dedos, aseguró que "los asaltos son cosa de todos los días".

"El día que no le rompen la cabeza a un conductor en un asalto le apedrean el colectivo o tiene una pelea de pasajeros a raíz de algún carterista. Castillo [el conductor al que le cortaron los dedos] no se puede levantar de la cama todavía y tiene miedo a quedarse sin trabajo."

En los últimos dos años Arias sufrió ocho robos; en cinco oportunidades lo lastimaron. "En 1997 atravesaba 12 villas del conurbano y no tenía estos problemas. Ahora hay zonas donde sabés que si parás te roban. Hoy los choferes nuevos que entran a trabajar están un mes y renuncian, no aguantan la situación y se van; hace un mes, un chofer joven trabajó sólo dos días y al tercero renunció", relató.

En marzo el asesinato del chofer Leonardo Paz (ver recuadro) generó un paro de distintas líneas de colectivos y una reunión urgente entre delegados gremiales y la Agencia Provincial del Transporte de Buenos Aires.

La reunión fue el punto de partida para elaborar la resolución 374, que establece que las empresas de transporte de pasajeros de corta y media distancia deben incorporar cámaras de seguridad antes del 1° de enero de 2015.



"Hubo hechos notorios, como la muerte del joven conductor que estaba haciendo sus primeros pasos, que motivaron una medida de fuerza de este tipo. Estamos trabajando con las empresas porque esperamos que unos 500 coches tengan cámaras antes de fin de año", dijo el jefe de la Agencia Provincial del Transporte, Javier Mazza.

Según este funcionario, las cámaras son muy importantes desde el punto de vista de disuasión de los delincuentes, que en su mayoría roban al voleo. La idea es que a medida que se vayan renovando los 5000 coches que circulan por el conurbano incorporen una cámara trasera y otra delantera.

La empresa Línea 216, que tiene 501 coches que transitan entre el conurbano y la Capital, realizó pruebas piloto con cámaras de seguridad. Según su presidente, Oscar Álvarez, es la mejor solución contra los asaltos a colectivos. Sí plantea que los costos son elevados, unos US$ 3100 por colectivo, más $ 3600 por la instalación. Por lo tanto han empezado esta semana primero con un sistema de monitoreo online que permite ver por dónde circula el colectivo y una mayor comunicación con el chofer. "Si el conductor presiona en un lugar de la pantalla, ya sabemos que el colectivo está siendo asaltado", explicó Álvarez..
0
0
0
0No hay comentarios