Check the new version here

Popular channels

Buceará en el Mar Rojo para hallar un submarino italiano.

Un argentino sale a buscar un submarino italiano que se hundió en la Segunda Guerra.


Aventura en el Mar Rojo.Ricardo Preve irá junto a otros 5 buzos a rastrear los restos del Macallé, de la flota italiana, que naufragó en 1940.


Perseverante. “Será como buscar una aguja en un pajar, pero vamos a intentarlo”, afirma el argentino Ricardo Preve.


Ricardo Preve trabajaba como ingeniero agrónomo y forestal en una empresa y todo indicaba que iba a llegar a jubilarse con esa profesión. Pero un día la empresa cerró y Preve, nacido en Salta, se quedó sin trabajo. La pérdida fue una oportunidad para abrirse a un mundo desconocido e internacional: empezó a producir y dirigir documentales y películas de ficción en los Estados Unidos, se convirtió en un activista por los enfermos más olvidados, y ahora, decidió dar un paso más: como buzo profesional se largará a explorar el Mar Rojo para buscar un submarino italiano hundido durante la Segunda Guerra Mundial.

“Será como buscar una aguja en un pajar, pero al menos vamos a intentarlo. Nos ayudará que el Mar Rojo tiene una visibilidad excelente”, contó a Clarín Preve, desde Italia, donde está preparando la misión privada junto a otros cinco buzos.


La expedición. Preve y su equipo partirán a bordo del buque italiano Don Questo el lunes 3 de noviembre.


El submarino Macallé, de 615 toneladas, había sido lanzado en 1936, y fue hundido cuatro años más tarde. Iba a enfrentarse contra barcos británicos durante la Campaña de África Oriental, pero debió regresar cuando las condiciones meteorológicas le impidieron cumplir su misión. Entonces sufrió una grave falla y terminó en el fondo del mar.


Sin rastros. El submarino Macallé se hundió el 15 de junio de 1940, luego de chocar contra un arrecife en el Mar Rojo.


El lunes 3 de noviembre Preve y su equipo intentarán hallar rastros del submarino, en el mar que está conectado con el Océano Índico, entre África y Asia. Zarparán en el buque italiano Don Questo, provistos de equipos de sonar y detector de metales. En una primera etapa, buscarán en aguas poco profundas algún escombro pequeño y otros indicios de cuál podría ser la ubicación del submarino.

Preve se sintió atraído por la historia de los tripulantes del submarino, y a su vez lo conecta con sus antepasados: su abuelo paterno participó en la Primera Guerra Mundial y otros familiares fueron navegantes. “Estuve investigando en archivos en Italia y encontré que el submarino sufrió una pérdida de gas, que provocó la pérdida del conocimiento en la tripulación, formada por 45 personas. A las 2.30 del 15 de junio de 1940, chocaron con un arrecife en el Mar Rojo y todos bajaron luego en una isla chiquita”. El submarino se hundió. Uno de los tripulantes se murió en la isla y allí quedó enterrado. Otros tres se fueron en un bote hacia Eritrea –en el noreste de África– para buscar ayuda, y luego Italia mandó otro submarino para rescatar al resto de los tripulantes.


R. Smg. Macallé.


El mismo Preve enfrentó una situación límite también en el mar en 1976. Viajó como tripulante de un barco a vela desde la Argentina a Sudáfrica. Pero la tripulación se quedó sin víveres cerca de la costa de África: sobrevivieron comiendo grasa animal y píldoras de vitaminas, hasta que fueron remolcados.Ahora, espera encontrar algún resto del submarino, y lo filmará. Incluso la historia le entusiasma tanto que “quizá pueda hacer una ficción”. Fue coproductor de Mondovino, premiado documental francés de Jonathan Nossiter que fue selección oficial en el Festival de Cannes en 2004, y de Adiós, querida luna (2005). Dirigió los documentales Chagas, un mal escondido (2005) y Chagas, un asesino silencioso (2013). Sus trabajos para National Geographic TV incluyen programas acerca de Charles Darwin, el médico nazi Joseph Mengele, la ciudad Inca de Machu Picchu y los niños momia sacrificados en Salta. “Yo empecé a trabajar como buzo para National Geopraghic en 2008 y desde entonces me interesan mucho más las historias relacionadas con el mar”.

Datos Técnicos.
  • Tipo de buque: Sumergible de media autonomía (Costero)
  • Clase: 600
  • Serie: Adua
  • Nombre: Macallé
  • Astilleros: Odero Terni Orlando, La Spezia (Italia) 1936/1937
  • Desplazamiento: 620 Tn / 855 Tn – 683 Tn / 856 Tn
  • Dimensiones: 60,20 x 6,50 x 4,40 – 60,18 x 6,45 x 4,79 m.
  • Propulsión: 2 motores diesel CRDA de 1350 Hp, 2 eléctricos de 800 Hp, 2 hélices.
  • Velocidad: 14 nudos en superficie, 7,5 en inmersión
  • Armamento: 1 cañón de 100/47 mm, 2 ametralladoras de 13,2 mm AA, 6 tubos lanza torpedos de 533 mm
  • Profundidad: 80 m
  • Dotación: 44 hombres (4 oficiales + 40 tripulantes)



Historia
Es puesto en Grada en los astilleros “Odero Terni Orlando” en la Spezia (Italia) el 01 de marzo de 1936, es botado el 29 de octubre de 1936 y dado de Alta en la Armada Italiana (Regia Marina) el 01 de marzo de 1937.

Esta destinado en el I Grupo de sumergibles con Base en la Spezia (Italia), al mando del teniente de navío Giulio Aircardi, se le ordena zarpar de Trapani (Italia) el 27 de agosto de 1937, para participar en una misión en la Guerra Civil Española, se le asigna patrullar el Canal de Sicilia, durante esta realiza dos maniobras de ataque que no culmina al no tener clara la identidad de los mercantes.

El 3 de septiembre regresa a Augusta (Italia), tras 7 días de de patrulla poniendo así fin a su participación en la Guerra Civil.



Al entrar Italia el 10 de junio de 1940 en la II Guerra Mundial, esta destinado en el VIII Grupo de sumergibles en su LXXXII Escuadrilla con Base en Massaua (Eritrea).
El 11 de junio de ese año las primeras unidades en entrar en acción son los sumergibles de la flota italiana destinados en el Mar Rojo.

Los Graves incidentes de intoxicación por cloruro de metilo de la tripulación conllevan la muerte y a ataques de demencia a estos, dando lugar nada menos que a encallar la nave.
Durante la jornada del 15 de junio de ese mismo año el Macallé se va a pique sobre un fondo de unos 400 metros de profundidad, después de encallar sobre unos escollos de una isleta de Barra Mussa Kebir (Sudan).

Los sucesivos errores de navegación en una zona muy peligrosa por escollos, bajos fondos, isletas, etc. y la critica situación de intoxicación mencionada anteriormente hacen encallar a la nave, su comandante el teniente de navío Morone y algunos de los tripulantes menos afectados, intentan en vano mantener a flote la nave, en el transcurso de evacuar a la isleta a los miembros de la dotación en peor estado, algo de material y víveres, el comandante regresa a bordo y ve que la nave esta perdida, destruye todos los códigos cifrados y la documentación regresando a la isleta.

Mientras algunos hombres improvisan un refugio para el sol, el comandante y los oficiales organizan una expedición para pedir auxilio, tres oficiales se presentan voluntarios para zarpar en uno de los pequeños botes de salvamento.


Savoia S 81


El mensaje de auxilio enviado por el sumergible es recibido y rápidamente se pone en marcha en funcionamiento todo el aparato de rescate, un Savoia S81 despega para localizar a los náufragos en Mussa Kebir, estos son rápidamente localizados y se les lanza víveres, otro recoge del mar a los tres tripulantes del bote, a las 12,45 horas del 22 de junio el sumergible Guglielmotti llega a Mussa Kebir y pone a salvo a toda la dotación del Macallé menos a uno que muere siendo enterado en la isleta, hoy sus resto continúan en sus arenas.


Submarino Clase Adua.


Esta clase de submarinos fue trágica. De 17 unidades en servicio, 14 fueron hundidas, una capturada que se hundió al intentar se remolcada y una desguazada. Sólo el Alagi sobrevivió la guerra.



0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New