Check the new version here

Popular channels

Buitres: estiman posible un acuerdo "en 7 días"



Los acreedores de deuda impaga de la Argentina están considerando una oferta de bancos internacionales que contemplaría el pago de 80 centavos por cada dólar en sus tenencias de 1.660 millones de deuda, dijeron ayer a la publicación IFR, un servicio de información financiera de Thomson Reuters, fuentes cercanas al asunto. Se cree que Citigroup, Deutsche Bank, JP Morgan y HSBC, los cuatro bancos involucrados, no estarían dispuestos a absorber toda la deuda porque quieren que los acreedores conocidos como holdouts tengan motivos para seguir participando en la batalla legal en el juzgado de Griesa por sus bonos, según indicaron esas fuentes. Después que la Argentina cayó la semana pasada en default de su deuda reestructurada, los acreedores están preocupados porque si no se alcanza un acuerdo en cierto tiempo, otros tenedores podrían solicitar la "aceleración" del pago de sus bonos, con el riesgo de dejar a los hold-outs sin muchos recursos tras una década de lucha legal por conseguir el pago total de sus tenencias de deuda soberana, explicaron.

"(Los holdouts) están petrificados de que los bonistas reestructurados puedan pedir aceleración", dijo a IFR un inversor cercano a las negociaciones. "Eso los dejaría en posición de no ganar nada. Pero al mismo tiempo este es un fondo cuyo mandato es litigar agresivamente y asegurar un pago cercano al pleno para todos sus reclamos", acotó. En tanto, los bancos que comprarían la deuda buscan garantías de que el país honrará en pleno los bonos el próximo año, cuando expira la llamada cláusula RUFO que impide a la Argentina ofrecer a los holdouts un mejor acuerdo que a los bonistas reestructurados. Sin embargo, una garantía explícita del pago total por los bonos de los acreedores en holdout podría ser definida como una violación de la cláusula. "Los bancos no han recibido hasta ahora garantías del Gobierno de que podrían obtener mejores términos que los ofrecidos en las reestructuraciones de 2005 y 2010 una vez que expire la cláusula RUFO", dijo a IFR un inversor. "Tal garantía sería requerida por los bancos para completar un acuerdo" con los holdouts.

A 80 centavos por dólar, los bancos desembolsarían cerca de 1.320 millones de dólares, donde cierto porcentaje sería retenido por los holdouts. Con el pago de intereses vencidos, la cantidad de dinero que la Argentina debería pagar por los bonos en holdout sería cercana a 1.750 millones de dólares.
0
0
0
0
0No comments yet