Check the new version here

Popular channels

Bullying mortal: El caso de sylvia likens


´
El Mundo está lleno de cosas buenas y malas, creo que así debe de ser para la existencia de un equilibrio… Sylvia Likens, una joven de 16 años, estuvo secuestrada por 3 meses y por voluntad de sus padres, aunque ellos lo desconocían, y en todo ese tiempo fue torturada, humillada y violada como si fuera un juguete.

Sylvia Marie Likens nació el 3 de Enero de 1949 en Lebanon, Indiana en Estados Unidos. Era la tercer hija de cinco (la única que no tuvo gemelo) del matrimonio de Lester y Bertha Likens, que trabajaban en un circo. Diana y Daniel eran los hijos gemelos mayores, seguía Sylvia y otros gemelos de nombre Jenny y Benny.



Debido a las giras del circo el matrimonio Likens viajaba constantemente, en cierto momento conocieron a la señora Gertrude Baniszewski, que también tenía hijos de la edad. Gertrude fue esposa de un diputado con quien tuvo seis hijos, después se divorciaron y la señora se fue a vivir con un hombre de 23 años, quien abusaba de ella constantemente hasta que la abandonó. Después se volvió a casar con su primer marido, hasta divorciarse nuevamente

.

Como los hijos de Baniszewski se llevaban muy bien con los Likens, el joven matrimonio le ofreció a Gertrude que cuidará a sus hijas Sylvia de 16 y Jenny de 15 por 20 dolares a la semana, cabe aclarar que solo tenían 3 semanas de conocerse, esto en julio de 1965… al principio todo fue muy bien, ellas asistían a la escuela, jugaban y también iban a la iglesia con los hijos de Gertrude, hasta que la segunda semana no recibió el cheque por los 20 dolares… Comenzó la historia de terror.



Gertrude enfureció al no recibir el pago por el cuidado de las niñas, por lo cual las bajo al sótano, hizo que se inclinarán en una cama y las azotó con un cinto. Jenny padecía cojera en un pie, aunque esa discapacidad no la hacia depender de nadie… El dinero llegó un día después. Los padres de Sylvia y Jenny llegaron de visita a la ciudad, todos los recibieron como si nada hubiera pasado.



Días después, Sylvia para ganarse unos centavos extras, decide recoger botellas de refresco vacías para venderlas, a Gertrude no le pareció la idea y por su enojo la obligó a que se introdujera una botella de Coca-Cola por la vagina, esto enfrente de sus hijos… Todos reían y aplaudían. Cuando Gertrude se cansaba de golpear a Sylvia, le pedía a Paula, su hija de 18 años y 80 kilos, golpearla, Paula amaba su nuevo poder. Incluso hubo ocasiones que Paula le exigía a Jenny que golpeara a su hermana en la cara repetidas veces.



El coraje de Gertrude hacia Sylvia no tenía razón, en la hora de la comida solo le pedía que se sentara en la mesa para que viera como todos comían, ella tenía prohibido hacerlo. Un día, y sin motivo alguno, se le pidió a Stephanie y su novio Coy Hubbard, arrojarla por las escaleras, después de hacerlo, Sylvia recibió un golpe en la cabeza que la dejo inconsciente dos días. Después de esto, Coy quien entrenaba judo, gustaba arrojarla como si fuera un objeto de juego hacia un colchón, pero muchas veces la pequeña no caía sobre él. Los chicos del barrio al enterarse de cierta situación, comenzaron a disfrutar del espectáculo que se ofrecía en la casa Baniszewski golpeando a Sylvia.



En una ocasión Sylvia orinó sin darse cuenta la cama, Gertrude enfurecida le introdujo, como constantemente lo hacía, la botella de Coca-Cola por la vagina. A partir de ese momento sólo comía una porción de galletas saldas y poca agua a la semana, además de quedarse encerrada en el sótano. Era torturada todo el día, los vecinos escuchaban los gritos y no hacían nada, la obligaban a comer sus propias heces, estaba desnutrida. Los hijos de Gertrude en ocasiones le daban baños de agua hirviendo, lo cual ponía su piel roja e irritada, algunas veces se desmayó en la bañera y fue sacada del cabello. John de tan sólo 13 años, disfrutaba ver como su madre apagaba los cigarros, pateaba, golpeaba el vientre y la cara a Sylvia.



Semanas antes del final de la tortura, Sylvia fue obligada a redactar una carta a sus padres dónde explicaba que todo estaba muy bien, al terminar esto, Gertrude le pidió a sus hijos que con una aguja al rojo vivo escribieran sobre su abdomen, “Soy una prostituta y estoy orgullosa de serlo (I am a prostitute and proud of it).



Un fragmento de la película que estuvo basado en estos hechos:




Al día siguiente se formuló la idea de tirar a un basurero a Sylvia cuando estuviera desfalleciendo para que así muriera, ella escuchó y decidió escapar, no lo logró, la tiró por las escaleras y la dejo encerrada. El 26 de Octubre de 1965 Gertrude ordenó a Stephanie y Richard Hobbs que le arrojarán un balde de agua fría para despertarla pero Sylvia ya no reaccionó, trataron de reanimarla pero ya no respondió; había muerto a causa de hemorragia cerebral, shock y desnutrición.



Asustados llamaron a la policía, argumentando que unos vandalos habían hecho eso, y los chicos la llevaron ahí… la hermana menor, Jenny, soltó en llanto y le dijo a la policía “Sáquenme de aquí, y les diré todo”. Todos fueron arrestados y llevados a juicio.



En el juicio Gertrude quiso deslindarse dejando la culpa a sus hijos y los chicos del vecindario, pero todos coincidían que el actor intelectual y muchas veces material, fue ella. Todas las personas que fueron invitadas a ver como torturaban a Sylvia, respondieron que no sabían porque no hacían nada al verla sufrir.

Las condenas



Gertrude Baniszewski: de 37 años, es culpable de asesinato en primer grado y condenada a cadena perpetua. Fue libearada por buena conducta en 1985. Murió en 1990 de cáncer en el pulmón a la edad de 60 años.



Paula Baniszewski: Culpable de asesinato en segundo grado, con 18 años fue condenada a cadena perpetua, siendo dejada en libertad por buen comportamiento en 1973.



John Baniszewski Jr: Con solo 13 años fue sentenciado a cumplir 21 años en prisión. Trás cumplir su condena, se convirtió en pastor de una iglesia.



Stephanie Baniszewski: De 16 años, encontrada como cómplice y sentenciada a 12 meses de prisión. Gracias a que ella la rrojó de las escaleras junto a su novio, se produjo la hemorragia cerebral en Sylvia.



Coy Hubbard: de 15 años, fue hallado culpable de homicidio impremeditado y sentenciado a 21 años de prisión. Se convirtió en delincuente y frecuentaba las prisiones.



Richard Hobbs: También de 15 años, fue sentenciado a 2 años de prisión y murió a los 21 años de cáncer de pulmón.

Película muy recomendada basada en este caso:





Fuente: http://adimensional.com.mx/sitio/?p=3976
0
0
0
6
0No comments yet