Check the new version here

Popular channels

Buscan sumar empresas hoy al plan de los bancos



Comenzará hoy el capítulo argentino del plan de los bancos extranjeros para comprar un porcentaje del reclamo de los fondos buitre en los tribunales de Nueva York. Las entidades que participan de la transacción tomarán contacto con empresarios locales a lo que pueden sumarse contactos con las cámaras de reúnen a los principales sectores de la economía. La mayoría de los ejecutivos de las entidades que participan, el Citibank, el HSBC y el JP Morgan, ya están en Buenos Aires. Unos pocos permanecieron en Nueva York. El viernes, voceros de entidades informaron que se había sumado el Deutsche Bank a ese grupo, al tiempo que había un par de bancos por ser sumados a la transacción. Una fuente cercana a las negociaciones consultada por este diario el viernes por la noche aseguró que "el lunes (por hoy) iban a efectuarse reuniones con empresarios y entidades" siempre con el mismo fin: sumar fondos para adquirir parte del reclamo en poder de los fondos buitre.

El mismo viernes desde EE.UU. se efectuaron ya algunos llamados telefónicos a importantes empresarios locales para tantear la predisposición existente. No están totalmente acordados con Elliott todos los detalles. Las propuestas y contrapropuestas van y vienen. Incluso en el fin de semana. El plan no incluye contactos con el Gobierno dado que cualquier intervención directa o indirecta gatillaría la cláusula RUFO (la que impide efectuar mejores ofertas que las de los canjes de 2005 y 2010 y que vence el 31 de diciembre próximo). Obviamente las entidades locales agrupadas en ADEBA que habían mostrado interés en participar serán nuevamente contactadas esta semana. El único limitante en este sentido son las restricciones que impone el Banco Central, las que no pueden ser salvadas porque, de nuevo, se la vería como un disparador de la cláusula RUFO. Precisamente ello fue la traba insalvable al plan de ADEBA, adornadas con las cuestiones de la participación de SEDESA (la sociedad creada para dar garantía a depósitos de ahorristas). La Bolsa de Comercio, el Merval y el Banco de Valores ya anticiparon que está en condiciones de sumarse a este nuevo capítulo.

Hay desconfianza en el mercado financiero en la viabilidad de esta alternativa dado que los bancos extranjeros deberían contar con alguna garantía al recupero de lo invertido al comprar el reclamo en poder de Elliott. Este plan, o la esperanza en paralelo de que haya un canje de deuda que habilite el pago en Buenos Aires, o bien que en enero el Gobierno negocie una salida al default, son los que crean cierta resistencia a una mayor caída de los papeles argentinos. Un informe del JP Morgan difundido ayer elaborado por Joyce Chang y Vladimir Werning refleja los escenarios posibles en lo que se refiere a los títulos públicos argentinos: "Vemos un ascenso posible a u$s 108 o un descenso a u$s 75 si el conflicto con holdouts se arregla o no se arregla en el corto plazo". Cielo o infierno. Y eso es lo que en definitiva puede dar pie a la concreción del plan de los bancos extranjeros. Un arreglo mejora automáticamente la situación de los participantes en el plan (los que poseen papeles argentinos en cartera).

Paralelamente, del otro lado del mostrador la esperanza de pronto cobro de los fondos buitre puede alejarse sin una solución "entre privados". Grandes dudas surgieron en acreedores y en el mercado en general sobre la real voluntad del Gobierno de solucionar el diferendo. Concretamente si la RUFO es el problema, ¿por qué el Gobierno directamente no lanza la operación para que se borre esa cláusula, operación para la cual necesita el 85% de adhesión? Se está en un escenario, también para los acreedores, no imaginado. Cobró Elliott el CDS (seguro contra el default). Resta hacer cash la sentencia de Griesa. Lo único cierto es que enero es larguísimo plazo. En el actual statu quo no se llega. Antes habrá novedades. Cielo o infierno (financiero).
0
0
0
0No comments yet