Check the new version here

Popular channels

Buscas trabajo? Aca hace falta gente...

Cartas difíciles para ganar una jugada

Por Alejandro Carrizo l De nuestra Redacción.
[email protected]

Paradojas si las hay. Mientras en Córdoba una de cada cinco personas tiene problemas de empleo, hay vacantes bien remuneradas que no se pueden cubrir por falta de mano de obra especializada. Basta con echar una mirada a los avisos clasificados, muchos se repiten varios domingos, buscando cubrir una demanda insatisfecha.

Tal las cosas, el ritmo de crecimiento de la economía pareciera ir a contrapelo de la oferta laboral. Es más, hay rubros en los que los perfiles son cada vez más escasos y difíciles de conseguir.

Según datos del sector, en este momento en Córdoba hay unas tres mil vacantes listas para cubrir, entre las búsquedas que realizan las consultoras y las propias empresas. De ese total, al menos una décima parte son perfiles con escasa oferta en el mercado y por los que las empresas están dispuestas a pagar lo que sea.

Los rubros con mayor dinámica se concentran en metalúrgico, metalmecánico y automotor, desarrollo de software, call centers y construcción.

Pero, el problema no sólo incluye a Córdoba, donde la educación técnica sufrió un retroceso durante la década pasada.

El 11,8 por ciento de las empresas del país que buscan talentos, no dan con el perfil adecuado, según el estudio de Demanda Laboral Insatisfecha que realiza el Indec. En algunos sectores como producción y mantenimiento, la demanda sin cubrir roza el 60 por ciento. En el mundo, el 40 de los empleadores está enfrentando dificultades para encontrar candidatos calificados, según revela una encuesta de Manpower. Los profesionales de ventas, los ingenieros y los técnicos especializados, encabezan la lista de avisos clasificados de demanda laboral a nivel mundial.

Experiencia (no excluyente)

El principal problema que afrontan las empresas es el escaso margen que disponen para formar a sus propios recursos humanos. Pero, esta escasez de recursos no se da en todos los sectores con la misma intensidad.

En la industria, por caso, las “figuritas difíciles” se dan en los rubros mantenimiento y matricería (los de mayor calificación) y, en menor medida, operarios de tornos y de máquinas de control numérico o CNC. “A medida que pasa el tiempo, la industria crece y no hay formación de recursos humanos, la problemática de la búsqueda de recursos humanos altamente calificados se hace mucho más difícil”, remarca Julio Giovanini, gerente de la consultora Asesores Industriales. Asegura que, en sus clientes, el principal problema se da en el reclutamiento de los mandos medios, supervisores y jefaturas.

En este plano, los industriales reconocen que los convenios colectivos que tienen las industrias, sobre todo las metalmecánicas, les patea en contra. Es que, un operario bajo convenio, cobra horas extras, cumple horarios y redondea un salario mensual cercano a los 3.500 pesos. “Un supervisor, trabaja mucho más, no tiene horas extras y una carga de mayor responsabilidad, pero cobra menos y desalienta a las personas a aceptar esos cargos”, se sincera Giovanini. De los 350 vacantes que tiene la empresa, al menos 200 son de alta calificación.

En el juego libre de oferta y demanda, gana, claro, el que tiene el conocimiento de mayor calificación. Por caso, un matricero, (una figura casi en extinción), puede ganar unos cuatro mil pesos por mes.

Dentro de la industria, otro sector con alta demanda son las costureras y los armadores de calzado, por mencionar sólo algunas especialidades.

“La demanda viene en crecimiento, hace más de dos años que venimos con problemas para encontrar gente con experiencia en oficios claves”, asegura Mariano Gewerc, gerente regional de Sesa Select.

Menos pretenciosos

Para Josefina Rex, de Staff, las empresas pilotean la escasez: comienzan a reducir sus pretensiones en la búsqueda de recursos humanos de alta calificación. “Al no haber oferta de talentos, se replantean los perfiles, se piden menos exigencias, se flexibiliza la edad. Es decir, se busca la manera de conseguir a la persona adecuada”, remarca. En este momento, dentro de su base de datos, la consultora tiene 10 puestos de muy difícil cobertura y que necesitan un mayor refuerzo de difusión. “Hay veces que publicamos en los diarios dos y tres veces el mismo aviso, no se encuentra la gente”, señala.

Pero, además de los “oficios”, existen rubros profesionales con una demanda que despertaría la envidia de otros sectores. Un ingeniero civil o un topógrafo no consigue un trabajo estable, en una empresa de primera línea, por menos de cuatro mil pesos por mes. Pero, según la especialidad, puede subir a seis mil pesos.

Dentro del rubro construcción, la escasez obrera se enfoca en los maquinistas viales, una especialidad muy requerida y cuya demanda les permite percibir unos tres mil a 3.500 pesos por mes. Pero, claro, hay que encontrarlos.

Martín Poncio, gerente regional de Manpower, asegura que tiene 190 vacantes, de los cuales 60 son “figuritas difíciles”. “La gente que hoy está desempleada tiene bajo nivel de calificación, lo que hace que la reserva de recursos humanos no sea tan útil”, señala. Asegura que el mercado no provee a los talentos necesarios, por lo que las empresas deben invertir en formar su propia oferta.

Programadores, arriba

En los últimos cinco años, con el desembarco de Motorola y el aumento de la competitividad externa, la demanda de desarrollo de software se multiplicó. Hoy, las Pyme del sector no dan abasto con la alta demanda de trabajo, a lo que se suma el desembarco de nuevos jugadores como Intel y EDS que incrementan la demanda de estos talentos. “Cada vez nos cuesta más encontrar a los perfiles adecuados, es por ello que apuntamos a reclutar a gente sin experiencia para formarla bajo nuestro costo”, remarcan fuentes de Motorola en Córdoba. A tal punto llega la demanda de recursos que en el sector se instaló una verdadera “guerra” por captar talentos. En el mercado, un programador gana por mes unos dos mil pesos pero, con un poco de dedicación, puede redondear 3.500.

Sólo en las Pyme del sector, agrupadas dentro del Cluster Córdoba Technology, tienen en carpeta trabajo para, al menos, 400 personas, en puestos de distinta calificación. A eso se suman 80 que contratará Intel en su primer año, otro tanto que requerirá EDS y unas 40 de Motorola.

“El mercado de desarrollo de software se está moviendo de una manera sorprendente, las empresas buscan a los mejores, y ajustan su selección”, opina Enrique Pedemonte, un especialista en recursos humanos con amplia experiencia en el reclutamiento de talentos para el sector tecnológico. El consultor asegura que, por cada puesto, se tienen 10 candidatos y en la actualidad, tiene al menos 50 búsquedas abiertas de talentos difíciles.


Aca la fuente
Aca los clasificados
0
12
0
0
12Comments