1. Noticias y actualidad
  2. »
  3. Otros países

Cacerolera que agredió símbolo de Madres es del Campo

EL DISCURSO DEL ODIO

La cacerolera que agredió el pañuelo de las Madres es una dirigente del campo

En el marco del poco nutrido #13N de ayer, una mujer decidió aprovechar para vandalizar uno de los pañuelos blancos que están pintados en Plaza de Mayo, homenaje a las rondas que las madres de desaparecidos realizan desde los días de la dictadura.



La cacerolera es Claudia Boubee, una ganadera de Azul (Buenos Aires), muy cercana a Elisa Carrió (en junio de este año organizó la presentación de un libro de Lilita en Azul) y a Alfredo De Ángeli, que tomó notoriedad en la época de los cortes de ruta y los lock out patronales de 2008 y 2009.

De expresiones altisonantes, Boubee fue repudiada en 2009 por llamar a un golpe de Estado en contra del gobierno nacional para reemplazarlo por un gobierno de 6 legisladores, según propuso la polémica dirigente agraria en declaraciones a Página 12.




“Hay que convocar a una gran asamblea para elegir un nuevo gobierno: No es un golpe de Estado, en realidad es un grito de libertad”, manifestó, y propuso a seis diputados: “Dos del Acuerdo Cívico y Social, pueden ser (Oscar) Aguad y (Ernesto) Sanz, también (Gerardo) Morales. Del PRO me gusta Esteban Bullrich, aunque sé que para llegar a un acuerdo hay que darle algo a (Mauricio) Macri o (Francisco) De Narváez, aunque sean más de lo mismo. También podría estar Fernando Iglesias, una persona que piensa mucho en la gente, y Claudio Lozano”.

Los dichos de Boubee provocaron que la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos de Azul la denunciara ante la Justicia por apología del delito y sedición.

Eran días durante los cuales Boubee y los autoconvocados agrarios presionaban a la Mesa de Enlace para llevar a cabo medidas de fuerza más duras que desestabilizaran al gobierno nacional y apuraran su salida del poder.

El prontuario de Boubee también registra el no permitir el paso de ambulancias por los violentos cortes que organizó en la región de Azul (fue denunciada por médicos de los hospitales de la ciudad ante la Justicia) y sus pedidos para desabastecer el país de productos esenciales para la población.




“El gobierno kirchnerista nos quiso quitar la libertad, llevar a la gente al hambre, por eso tenemos tanta pobreza e indigencia. Nos llevó a la ruta, a tirar una rastra, una bomba y prender fuego porque lo que más duele es cuando te cortan los brazos para producir. Tenemos que lograr vivir en una Argentina unida, no como la dividida de los Kirchner. El matrimonio Kirchner no tiene que existir más”, arengó en esos meses de 2009 desde el programa Mujeres de Campo, del canal Agrositio.





Con poca convocatoria, se hizo el cacerolazo del 13N

Las noticias que Clarín prefiere ocultar

Fuente favorita de Clarín a juicio oral por falso testimonio





0
0
0
0No hay comentarios