Cada vez mas se come en 2 hs lo de 4 dias...

Y HABLAMOS DE COMER COMIDA.....

"Cuando nadie los acompaña, son capaces de devorar —en menos de dos horas— docenas de alfajores o de ravioles aún sin descongelar. Después sienten culpa. Se reprochan cómo no pudieron contenerse y se deprimen. Hasta que la ganancia de peso llega a ser tan alta que recurren a la consulta médica. Son los que sufren el síndrome de los atracones, un trastorno alimentario que es más frecuente que la bulimia y la anorexia.

Conocido también como síndrome del descontrol alimentario, se lo diagnostica cuando una persona consume en menos de dos horas las calorías que normalmente se ingieren en cuatro días. Esto es, los afectados llegan a ingerir entre 2.500 y hasta 10.000 calorías sin parar dos veces por semana durante tres meses. Y no buscan deshacerse de lo ingerido, como las personas con bulimia que se producen vómitos. Ni toman diuréticos ni hacen actividad física.

"Es una patología solitaria —afirmó la psicóloga Miriam Remo, del programa asistencial de los trastornos alimentarios del Departamento de Salud Mental del Hospital de Clínicas de la UBA—. Los que la sufren comen con normalidad cuando están con otros. Sin embargo, se dan los atracones a escondidas".

Es más frecuente de lo que se cree. En los Estados Unidos, acaba de darse a conocer el primer estudio nacional representativo sobre trastornos alimentarios. Realizado por investigadores de la Universidad de Harvard, el estudio abarcó a más de 2.900 hombres y mujeres y fue publicado el 1ø de febrero de Biological Psychiatry. Reveló que la anorexia afecta al 0,6 por ciento de la población, la bulimia al 1 por ciento y los atracones al 2,8.
En la Argentina no se han realizado estudios tan grandes, pero se cuenta con trabajos parciales. En el Hospital de Clínicas, entre 2001 y 2006, se detectaron 500 pacientes con algún trastorno alimentario. Según contó el psiquiatra Bernardo Rovira, el 12% de ese total de pacientes sufría del síndrome de los atracones.

Se registró también un aumento en esa población: en 2001, sólo el 5% padecía atracones. En cambio, los que tenían el desorden llegaron al 16% en 2006. El promedio de edad de los afectados: 25 años. "El síndrome va en aumento, pero también las variaciones de nuestro registro se deben a que la gente consultó más y que, al estar más entrenados, los médicos nos derivan más a estos pacientes", explicó Rovira, quien señaló que ahora también más hombres consultan.

El síndrome cruza la barrera de lo alimentario. "En muchos casos, se trata personalidades con un déficit narcisista. Se sienten sólo valorados cuando los otros los valoran. No tienen una opinión formada de sí mismos", puntualizó Verónica Vega, especialista en el tema y docente de la Facultad de Psicología de la UBA. "El atracón con la comida es un síntoma. Por debajo, suele haber un enorme sentimiento de vacío emocional", añadió. El síndrome conduce en el 30 por ciento de los casos a la obesidad, que a su vez aumenta el riesgo de infartos, ataques cerebrales, diabetes tipo 2 y algunos cánceres.

Para controlarlos, se empieza por admitirlo como un trastorno complejo. "Hay que buscar cuál es el conflicto que dispara los atracones. Si sólo se busca adelgazar y no se ataca la causa del síndrome —opinó Vega—, el paciente conseguirá no darse más atracones, pero presentará alguna otra conducta adictiva".

Entonces, ¿qué hacer cuando los atracones se vuelven crónicos? "Como esconden crisis de angustia, —según Rovira— se necesita recurrir a un equipo multidisciplinario, formado por psiquiatra, nutricionista y psicólogo. El control del síndrome puede llevar al menos 2 años".

El tratamiento consiste en reordenar el ritmo de las comidas. "Necesitan una dieta equilibrada", agregó. Y es crucial el apoyo de la familia, que "tiene que comprender que los atracones no son a propósito, sino que es una patología". Algunos pueden acu dir a grupos como Comedores Compulsivos en recuperación (4305-5168) o a la Fundación Alco (4788-8855). En ciertos casos, se recetan medicamentos, como tranquilizantes, mejoradores del sueño o antidepresivos.

En el link hay ademas un par de personas que cuentas sus atracones!!

http://www.clarin.com/diario/2007/02/17/sociedad/s-04401.htm