Check the new version here

Popular channels

Calavera valuada en 100 millones de dolares

Presentan la pieza más cara de un artista vivo


Es una calavera de platino recubierta en diamantes y pertenece al británico Damien Hirst. ¿Su precio?, 100 millones de dólares.

El artista británico Damien Hirst, perteneciente al llamado grupo BritArt, presentó hoy en Londres su última obra artística: una calavera de platino incrustrada de diamantes y valuada en unos 100 millones de dólares, el mayor precio para una pieza de un artista vivo.

El cráneo, copiado de la cabeza de un hombre europeo de 35 años del siglo XVIII, cuenta con 8.601 diamantes, incluido uno rosa de gran tamaño en el centro de la pieza, valuado en 8 millones de dólares.

"La obra muestra que no vamos a vivir para siempre. Pero también tiene un sentido de victoria sobre la muerte", indicó Hirst durante la presentación de la obra en la galería White Cube de Londres, en declaraciones que reproduce la agencia Ansa.

El artista, cuya preocupación por los temas de la vida y la muerte lo llevó a embalsamar animales y sumergirlos en piscinas con acrílico derretido, afirmó que su último trabajo estuvo inspirado en calaveras aztecas similares.

Fabricada por unos joyeros londinenses, la calavera, titulada "For the love of God" ("Por amor a Dios") pretende ser, según Hirst, "lo más que puede conseguirse en cuanto a decoración porque nuestra sociedad ama el dinero y la riqueza".

La pieza está valuada en cien millones de dólares, pero según explicó el propio Hirst, sólo el material costó más de quince millones de libras, a lo que hay que añadir gastos de transporte y el seguro.

Hirst vuelve también en su nueva exposición a los tiburones, terneros y otros animales conservados en tanques de formol que lo hicieron famoso, aunque la muestra ha dado que hablar por la que es sin duda su pieza más valiosa, "sin precedentes en la historia del arte", según la publicidad de su galería White Cube.

La reproducción a tamaño natural del cráneo humano en platino está recubierta por 8.601 diamantes cuyo peso, según la galería, es de 1.106,16 quilates. "Fue muy importante ponerle los dientes reales. Como los animales en formol, esas especies eran de animales.

No es una representación. Quería que fuera real", indicó el artista. A la calavera le faltaba un diente, que Hirst reemplazó inicialmente con uno de oro, pero luego decidió dejar vacío ese espacio: "Sentimos que no lo necesitábamos.

La obra parece humana y divertida", agregó. Para tranquilizar las conciencias de los supermillonarios con preocupaciones humanitarias, la galería asegura que los diamantes proceden de "zonas libres de conflicto" y que van debidamente acompañados de las "garantías escritas de que cumplen las resoluciones de las Naciones Unidas".

Según el experto Rudi Fuchs, el cráneo de Hirst no es sólo un tradicional "memento mori", como los del arte barroco, sino que es a la vez, en su carácter inexorable, "la gloria misma".

La exhibición en White Cube incluye criaturas revestidas en piedras, una paloma suspendida del aire, una estatua humana que sostiene su propia piel y una serie de pinturas de una operación.

La muestra incluye también un tiburón tigre dividido longitudinalmente en dos mitades -cada una en un tanque distinto- y un ternero aseteado por las flechas y atado a un poste que ha titulado "San Sebastián: exquisito dolor".

Otra de sus instalaciones es la titulada "La Adoración", en la que Hirst reconstruye la escena de la Navidad con tres ovejas disecadas adorando a un niño de plata esterlina metido en una incubadora.

Una serie al óleo titulada "Birth Paintings" muestra en estilo casi hiperrealista el nacimiento por cesárea de su último hijo en el 2005: son imágenes sin misterio -tomadas evidentemente de fotografías- del equipo quirúrgico que atendió a su mujer en plena acción en el quirófano.

Otra serie, que el artista contrapone a la primera, es la titulada "Biopsy Paintings", cuadros de gran tamaño basados en imágenes de biopsias de distintos tipos de cáncer y otras enfermedades terminales, que el artista cubre en parte de hojas de bisturí y cristales rotos.

Hirst es uno de los artistas británicos más ricos del mundo, con una fortuna personal que supera los 260 millones de dólares.







Fuente:
http://www.telam.com.ar/vernota.php?tipo=N&idPub=63943&id=153354&dis=1&sec=1
0
0
0
0
0No comments yet