Canales populares

Campero de Olavarría apropiador del nieto 114.



A través de una denuncia radicada en Abuelas de Plaza de Mayo, se inicia una investigación en torno a la apropiación del nieto de Estela de Carlotto, Guido Montoya Carlotto, quien nació cautiverio en junio de 1978.

La información existente y la denuncia, que quedará en manos de la justicia, indican a Carlos "Pancho" Aguilar, un empresario agropecuario de Olavarría vinculado a las Fuerzas Armadas, quien fallecido en marzo de 2013, como "el último eslabón de la cadena" que gestionó el robo y entrega del bebé.

"Era una persona con mucho dinero, dirigente de la Sociedad Rural local, estaba muy vinculado a los militares de esa época y a la jerarquía de la Iglesia", afirmaron al respecto Guido y Remo Carlotto a este diario.

Según una investigación inicial realizada por el diario Tiempo Argentino, la familia Aguilar, dueña de la estancia en la que creció Montoya Carlotto, tenía vínculos familiares con un militar asesor de Ramón Camps, ex jefe de las Policía Bonaerense durante la última dictadura cívico-militar.

Se trata de un ex coronel de caballería, del cual se hace referencia en el informe de la Comisión Especial por la Memoria de Olavarría, que se encuentra fallecido.


Un indicio claro de la postura política del hombre, lo refleja su esposa quien despide a Aguilar, en la necrológica publicada en el diario local El Popular el 27 de marzo pasado, como su "prima" política.

Incluso los vecinos de "Pancho" aseguran que el empresario agropecuario, que fue presidente del Centro de Equitación de Olavarría, no sólo le entregaba caballos de equitación a los militares sino que guardaba los de su propiedad en el regimiento local. Dicha información se puede constatar en una entrevista que Jerónimo Aguilar, hijo de "Pancho" y figura de la equitación local le brindó al diario olavarriense El Popular en abril de 2011.

Asimismo se sospecha que la partida de nacimiento de Guido habría sido falseada por un médico local actualmente en actividad, quien fue visto en Monte Peloni, centro clandestino de detención que funcionó a pocos kilómetros de la ciudad de Olavarría.

No es casual que se apunte a Aguilar, y su relación con el universo castrense: fue integrante de la sociedad de la cantera Cerro del Águila, vicepresidente del Club Atlético Estudiantes, titular del Consejo de Promoción Agropecuaria del INTA de Balcarce, dirigente de la Sociedad Rural de Olavarría, y ex presidente del Centro de Equitación de Olavarría (CEDO).
0No hay comentarios