cansada de estar sola, se casa consigo misma



cansada de estar sola, se casa consigo misma

Inspirada en una canción de Björk, Grace Gelder se propuso matrimonio y después se casó consigo misma.
Inspirada en una canción de Björk, que tiene la letra "mi nombre es Isobel, casada conmigo misma", Grace Gelder, originaria de Londres, se propuso matrimonio y después se casó consigo misma, en una ceremonia atendida por 50 familiares y amigos.

Acompañada de familiares y demás personas cercanas, la mujer completó la ceremonia besando un espejo.

Grace decidió llevar las cosas al siguiente nivel después de estar soltera durante seis años y construir una buena relación... consigo misma.

Aunque se sintió nerviosa como toda persona que contrae matrimonio, al consumarse la ceremonia la mujer describió el sentirse "fortalecida" y "ya no estar soltera".