About Taringa!

Popular channels

Carta respetuosa a Miguel del Sel


22 de octubre de 2014 - Santa Fe

Carta Respetuosa a Miguel del Sel

 
Quiero escribirte una carta abierta, Miguel. En mi condición de periodista, claro, pero además en mi condición de ciudadano y testigo del desastre que fue, y sigue siendo, la situación social santafesina. Te escuché con Willy Tepper decir que “no te habías dado cuenta de lo que iba pasando en los 90” y, tras cartón, mencionar a Mercier entre tus principales colaboradores. Y me cabe hacerte una sola pregunta: ¿Es el mismo Mercier que manejó el estado entre 1980 y 2007?


Ya sé, Miguel. Los problemas de ahora son los problemas de ahora. Y es posible que me salgas con la rápida respuesta de que no hay que andar mirando al pasado. Ok. Es una manera de ver las cosas. Yo comparto que hay que ocuparse hoy de las urgencias. Y las urgencias son esas que más o menos mencionas en tus reportajes: la inflación, la inseguridad y sobre todo la pobreza y la marginalidad. ¿Te preguntaste alguna vez, entre qué años se produjo la cantidad de pobres y marginales que tiene Santa Fe? ¿Cuándo fue que el cordón oeste se volvió un sembradío de pobres? Hubo nombres y apellidos, Miguel. Responsables del desastre que hoy nos sigue pasando las peores facturas. Como el Menemismo. Ese que ahora, aceptás, fue un desastre.
Ya sé, ni hace falta que lo expliques. Y es probable que también me digas que “eso de las ideologías atrasa, yo no soy ni de derecha ni de izquierda, etc., etc., etc.”. Ok. No comparto que las ideologías no sean importantes, porque generalmente todos tenemos un ideario y vamos hacia donde creemos que tenemos que ir. Esas son las ideologías. Las ideas que nos guían. Y hay distintas, eh… Hoy lo escuchaba al dictador chino que gobierna Hong Kong diciendo que no quieren llamar a elecciones porque corren el riesgo de que los pobres ganen… Es decir, hay tipos como ese que odian a los pobres, hay otros que odian a los diferentes y los acusan de cualquier cosa, y hay otros, y te cuento entre ellos, que son tolerantes con lo que piensan los distintos.
Por eso te escribo, porque te oí claramente decir que Mercier -si es el mismo que yo creo- es la “nueva política” y me gustaría contarte algunas cosas que a lo mejor no sabés; y si querés ser gobernador de la provincia deberías saber. Y si las sabés… deberían importarte.

¿Lo pondrías al ‘Nito’ Vanrell de vicegobernador? No, seguro que no. Te vas a acordar de él porque dicen que se afanó un montón de guita en el Senado. Y al final… había robado, pero migajas al lado de los que vinieron después. ¿Lo llamarías a Hugo Tognolli como Jefe de la policía, si resultara inocente en el juicio? ¿Lo pondrías a Germán Lerche como Director de Deportes, si las denuncias en su contra no fueran probadas y quedara absuelto? ¿Y a Mario Rossini en la Administración del presupuesto? Y podría hacerte una larga lista de gente que, aún pudiendo ser inocentes, ya están liquidados por la opinión pública antes de que la Justicia lo resuelva. Y vos no los elegirías igual.

La diferencia entre estos tipos y algunos otros es el poder. ¿Y qué es el poder, Miguel? “La impunidad”, respondió Yabrán un día -aceptando que había caído en desgracia, que ya no sería impune- y se voló la cabeza.

Muy pocos tipos salen del poder con poder. En general el político, ese a quien defenestramos sistemáticamente, se va algo mejor económicamente de lo que entró en la gestión, porque cobran buenos sueldos y a lo mejor- no lo discuto- porque aprovecharon alguna movida extraña para quedarse con algunas monedas extra. Pero en general, y lo podés verificar hablando con cualquiera de los que estuvieron y ya no están, terminan colgados del pincel. Sin escaleras. Los ves de asesores, con bajo perfil. Los ves caminando con mirada melancólica… No es el caso del tal Mercier, Miguel, si es que hablamos del mismo.

¿Vos sabias que Mercier fue Director del Banco de Santa Fe en el momento de mayor desmanejo de esa entidad? ¿Sabías que fue Secretario de Hacienda de la provincia durante la dictadura, que no es un dato menor. Mercier fue Ministro de un gobierno ilegítimo que para sostenerse necesitó asesinar y hacer desaparecer personas. Y robar niños. Puede ser que no quieras creerlo, pero sí. ¿Viste Martinez de Hoz? Bueno, este tal Mercier, el ‘Juanchi’, cómo vos le decís con cariño, era eso, en escala provincial. Pero bueno, ponele que eso no te moleste, que “ideológicamente” no te joda. Aunque debería, porque vos sos un tipo de la democracia.

Bueno, si eso fuera todo…

¿Vos sabés que el ‘Juanchi’, fue el Ministro plenipotenciario de Reutemann? Sí, a eso lo sabés porque sos amigo del Lole, y habrás conversado con él varias veces. De hecho, creo que el tipo te vota a vos, Miguel. No tengo dudas. Y es lógico. Pero no sé si vos sabés tanto de la gestión de ambos. Vos, en esos años, ya triunfabas en Buenos Aires y en Latinoamérica, y te ganabas la guita laburando, como siempre.

Por eso vale contarte, por si no lo sabías, que el ‘Juanchi’ empobreció a los empleados públicos. Que cuando tuvo que elegir a quien sacarle la plata para equilibrar las cuentas de la caja, le sacó el 13 % del sueldo a los trabajadores públicos. ¿Y a que no sabés qué? ¡¡¡A los Jubilados!!! Que por entonces cobraban peores salarios que ahora, así que imagínate…

Claro, después se jactaba de no haber emitido cuasimonedas… Lógico, si la caja cerraba empobreciendo al laburante y a los pasivos. No tocó un solo interés grande. No modificó nunca la estructura impositiva. Y si firmó algo del asunto, siempre lo hizo a favor de los que más tenían…

¿Pero sabés una cosa más grave aún? Regaló el Banco de Santa Fe. Sí, posta. Lo regaló. Lo “vendió” por un puñado de dólares y, si esto no alcanzaba, nos dejó con las deudas del viejo Banco a cargo. Y al Banco se lo quedaron los Hermanos Rhom. ¿Sabés quiénes eran? Eran dos lavadores de dinero vinculados al narcotráfico grosso, Miguel. Los tenía fichados la CIA. O sea… ‘Juanchi’, el viejito amoroso, eligió con el Lole a dos narcos de guantes blancos, dándole la orden a Obeid (en esta web podés encontrar aquel documento firmado por Reutemann) para que lo privatizara.

Lo mismo hicieron con Aguas Provinciales, e intentaron hacerlo con la EPE, pero no les alcanzó el tiempo. Igual dejaron en la calle a miles de trabajadores. Del Banco, de Aguas, de la EPE, que en el mejor de los casos se quedaron en el Estado sin escalafón. Pero otros terminaron siendo remiseros o kiosqueros y, a muchos de ellos, la crisis del 2001 se los llevó puestos.

¿Falta algo más? Sí, Miguel. Te acordás de la tremenda noche del 2003. ¿Te acordás de la Defensa sin cerrar en el Hipódromo? ¿Te acordás cuando entró como por su casa el Salado y les arruinó las vidas a 160.000 santafesinos, esos que son tus vecinos, esos que vos querés gobernar? Bueno, él que se negó a poner la plata para cerrar el anillo (apenas faltaban 300 metros, que se resolvían con unos pesos nomás, no hacía falta mucho más) y el que dejó que eso ocurriera, ese fue Reutemann. Y el que le manejaba las decisiones económicas, es decir, el que priorizaba en qué gastar, si en salvar vidas o tener prolija la caja, ese, es ‘Juanchi’. El mismo Mercier que estás mencionando vos como tu principal asesor.

Y falta algo más. Pregúntaselo a él, por favor. Si tiene algo de dignidad, debe respondértelo mirándote a la cara… ¿Sabés que durante todos los años que fue Ministro de Economía ahorraba con un concepto que llamaban “presentismo”, que derogó Obeid en su última gestión? Y sabés lo que era, ¿no? Le descontaba los días a los docentes que no iban a trabajar. “Bueno, dirás, está bien eso”. No, y mucho menos cuando las docentes tenían que ir enfermas de cáncer. Sí, ENFERMAS DE CÁNCER, porque el señor -durante toda las décadas que tuvo poder- nunca tuvo la sensibilidad de derogarlo.

No quiero cansarte, pero tengo un montón de cosas más para contarte del tal Mercier. De sus dos mandatos en el Senado provincial, representando a Santa Fe, Capital. De su nula gestión. De su final en la política con menos del 4 % de los votos. ¿Sabés por qué, Miguel? Porque la gente, al final, la gente que vos querés que te acompañe, supo quién era el tal ‘Juanchi’. Y lo castigó.

No sé si esto servirá de algo, Miguel. Sólo sé, que muchos, muchos miles y miles y miles de santafesinos, no queremos que regrese al poder. Al menos al poder visible. Porque poder siempre tuvo. Se encargó de vivir holgadamente sin explicar de dónde hizo la plata si siempre, desde que tenemos memoria, fue empleado público…

Digo, Miguel. Sólo lo digo si estás hablando de él. De Juan Carlos Mercier. El tipo que acompañó el proceso de empobrecimiento más importante que tuvo Santa Fe a lo largo de los últimos cien años. Sí, y no exagero.

Ojalá lo entiendas, Miguel. Es un horror volver al peor pasado. Y vos nos estás invitando a eso. Y te repito: somos muchos miles de santafesinos que tenemos grabados esos años en la memoria y en el corazón. Los inundados, los bancarios, los trabajadores, los ciudadanos comunes. En fin… el tipo que te saluda en la calle, Miguel. Preguntales a ellos.

Con todo respeto, y esperando que entiendas el sentido de esta carta, te saludo cordialmente,

Coni Cherep


0No comments yet
      GIF