Check the new version here

Popular channels

Caruso Lombardi Es una locura que Messi jugó bien el mundial


Es un personaje singular, Ricardo Caruso Lombardi, a los 53. Habla sin pausas. Nombra con velocidad clubes y jugadores, compañeros o dirigidos. Gesticula, se ríe. Busca siempre una salida graciosa. Pero el fútbol le corre por las venas. "Soy un laburante del fútbol -dice-. Me formé en la B, dirigí en la B y salí de la B gracias a Maradona. Pero ya llevaba más de 10 años en la B. Y van 21 de armar equipos y tirarlos al ruedo...".

-¿Sos un bombero? Te llaman para salvar equipos del descenso...

-No, viejo. Porque también fui campeón. En otra categoría, pero campeón. Y no cualquier campeón. Con Tigre hicimos la mejor campaña de la historia del fútbol argentino. Había arrancado en Defensores, a los 31 años, después Temperley, Estudiantes de Caseros, y varios más, Platense, en el 2000, y con El Porvenir estuve a uno o dos puntos de ascender a Primera. Era un batacazo. Me fui a All Boys y a fines de 2004 arreglo con Tigre. Y vino el campañón. Hicimos 50 puntos sobre 60, invictos. Y en la general llegamos a 93 puntos sobre 120, por eso yo decía que apenas nos había superado el Chelsea que había logrado 95 de 120. Teníamos al Chino Luna, a Campestrini. Toda gente que había traído del Ascenso. En el Nacional B hicimos 54 puntos y no ascendimos por un gol. Estábamos tratando la renovación con Tigre y una noche me encontré con Maradona. Y me dijo: "Vos no tenés que dirigir más en la B. Hace cinco años que tendrías que haber estado en Primera". Bueno, dale, le respondí, creyendo que se iba a olvidar. Unos días después recibí su llamado. Me dijo que había hablado con Luis Segura de Argentinos y que me iban a llamar. Me llamaron. Y lo salvé a Argentinos en la temporada 2006/2007 del descenso y de la Promoción.

-Pero no te quedaste...

-Yo soy inquieto, quiero todo urgente. Me fui a Newell´s en el 2008. Y también nos salvamos del descenso y de la Promoción. Y un año más tarde llegué a Racing, por fin un grande. Pero tenía cero puntos. Hicimos 30 en 15 fechas y nos salvamos. En el 2010 volví a Tigre y también lo salvé. Pasé por Quilmes, dejé un equipo en ascenso y me llamaron de San Lorenzo, otro grande, que estaba en peligro. Tenía un equipo bárbaro con Mercier, Gentiletti, Piatti, pero no estaban en buena forma. No pude evitar la Promoción, la única que jugué. Y le ganamos a Instituto. Retorné a Argentinos y nos salvamos en la última fecha ganándole al Newell´s campeón de Martino en la última fecha. Volví a Quilmes y nos salvamos...

-Después te fuiste del Argentinos que descendió...

-No le encontraba la vuelta. Pero no estaba en zona de descenso cuando me fui...

-¿Y ahora Tristán Suárez? Es un equipo de la Primera B... Eso achica tu reputación...

-Tenía una vieja deuda con Alejandro Granados y sus hijos. Tristán es una institución bien organizada, con instalaciones de muy buen nivel. Además, está la ayuda de Alfredo Coto, quien fue el que hizo el esfuerzo para que yo llegue. Aparte, comemos seguro, con Alfredo, ja, ja.

-Tu deuda es salir campeón en Primera. Pero no te llaman para eso...

-Sería muy lindo. Una vez Eduardo López (NdeR: ex presidente de Newell's) me dijo: "Hasta que no salgas campeón en Primera, no te recibís de técnico". Claro, yo no tengo el nombre del mellizo Guillermo, Palermo o Gallardo.

-¿Qué clase de técnico sos?

-Polifuncional. Me adapto a lo que tengo. Si traigo jugadores que a mí me gustan puedo armar una idea. Por ejemplo, en la B me gusta jugar 3-4-1-2, con un enganche que cree situaciones de gol.

-Pero ya no quedan enganches en el fútbol argentino. Los técnicos los desprecian...

-¿Quién dijo que ya no hay más? Hay un montón, pero ahora los ponen de doble cinco. Y el doble cinco es para jugar con línea de 3, con un enganche y dos puntas. Lo veían a Lanzini de enganche. Pero le ponían a Kranevitter al lado y decían que jugaba de doble 5.

-¿Crees en los polifuncionales? El que juega en muchos lados no termina jugando bien en ninguno.

-Yo a Mercier lo traje y jugó de 2, de 4, de 5, y de 8. Al Chiqui Pérez lo usé de 6, de 2, de 4 y de 5. Son jugadores aptos para tapar los agujeros que dejan sus compañeros. Como Mascherano en la Selección. Se destacó en el Mundial porque estaba siempre atento para tapar algún espacio que dejaba la defensa. Pero yo no lo pondría de 2 ni de 6. El es un 5 extraordinario.

-¿Seguís sosteniendo que Messi sería suplente en tu equipo?

-No, eso lo dije en las Eliminatorias de Sudáfrica 2010, que era un Messi mucho mejor que el de ahora. En ese momento sugerí dejarlo en el banco porque lo ibas a necesitar siempre. Si ganabas, si empatabas o si ibas pendiendo. Fresco podía hacer un desastre.

-Pero en el último Mundial...

-Es una locura decir que Messi jugó bien el Mundial. No fue ni la sombra de lo que rindió el año anterior. Y no hay que buscar excusas. Hay dos cosas claras en el fútbol: podés jugar bien o podés jugar mal pero si no corrés es porque estás enfermo o porque no tenés ganas. Si estás en una final de un Mundial, qué motivación más grande podés tener. Pero él no corrió. Estaba cansado o debilitado. Porque de su calidad no se duda. Si él hubiera estado mejor, habríamos sido campeones del mundo. No tengo dudas.
0
0
0
0No comments yet