Check the new version here

Popular channels

Catamarca: feudalismo K en siglo XXI

Catamarca: feudalismo K en el siglo XXI



La gobernadora y la presidenta inauguraron una cooperativa que pocos días después fue vaciada. Corpacci gasta más de un millón de pesos en salarios de familiares nombrados en el Estado. Durante su gestión creció la desocupación y la pobreza






La práctica no es nueva, pero el kirchnerismo ha hecho de ella una máxima que es necesario cumplir a rajatabla. Se trata de apoderarse de los bienes públicos y hacer un uso discrecional de ellos, casi como si se tuviese un derecho innato para hacerlo. El Estado, entonces, se diluye y el Gobierno a cargo de su temporaria gestión se transforma ya no en un administrador, sino en su dueño. Los peligros detrás de estos mecanismos son inconmensurables: corrupción, ineficiencia, familias enteras enquistadas en el poder, mandatos que se suceden de unos amigos a otros como si se tratara de la realeza; en cualquier caso, la lista es larga.

El último domingo, una más de las tantas falacias del relato K quedó expuesta a la luz pública: según se informó, la gobernadora kirchnerista de Catamarca, Lucía Corpacci, se adueñó de la provincia a tal punto que en sus pocos años en el poder nombró a 106 familiares y amigos, más o menos directos, en diferentes cargos públicos.

La lista es larga e incluye tres hermanos, dos cuñadas, 27 sobrinos, 19 primos y 15 familiares políticos, entre otros miembros de la familia y amigos. En todos ellos, el Estado provincial gasta más de un millón de pesos mensuales en concepto de salarios: 1.256.932 pesos, para ser exactos. La suma es desorbitante y lo es mucho más aún si se tiene en cuenta que un salario promedio en la empobrecida Catamarca ronda en los 5 mil pesos por mes, mucho más abajo de los casi 12 mil que, en promedio, reciben los trabajadores de la beneficiada familia de la Gobernadora.

Corpacci fue senadora nacional entre 2009 y 2011, año en que se convirtió en la gobernadora de Catamarca, una provincia afectada por graves problemas económicos y sociales. La provincia posee uno de los índices de pobreza más altos del país y la capital provincial ostenta uno de los más tristes récords: de acuerdo a los últimos resultados de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), elaborada por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), es la localidad con el mayor índice de desempleo del país.

Uno de sus primeros actos de gobierno fue anunciar con bombos y platillos la reapertura de una fábrica recuperada en la capital provincial. Se trataba de Encata, una empresa que iba a dedicarse a producir envases plásticos para el mercado interno argentino. La puesta en escena incluyó máquinas nuevas, trabajadores emocionados y cientos de militantes kirchneristas, todos expectantes por la visita de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien llegaba hasta la postergada provincia para respaldar a su candidata y anunciar un nuevo logro K.

Sin embargo, la felicidad que embargaba a todos aquel 23 de febrero de 2011 duró poco. Escasos días después del anuncio, la reluciente fábrica fue vaciada por completo y, otra vez, decenas de trabajadores quedaron en la calle. Tres años después, muchos aguardan con esperanzas la reapertura de su lugar de trabajo.

Las grietas en el relato K son cada vez mayores. Una vez más queda claro que la narración construida en los diez años de la falsa década ganada es simplemente eso, una historia de ficción a la que la realidad no para de desmentir.

La dinastía Saadi

Lucía Corpacci llegó a la gobernación de Catamarca tras desempeñarse como senadora nacional.

La funcionaria es prima del cuestionado exgobernador justicialista Ramón Saadi, quien ejerció el cargo de 1983 a 1987 y entre 1988 y 1990; el cual, además es hijo de Vicente Saadi, quien también ejerció la gobernación y fue senador nacional.

Los Saadi conformaron una auténtica dinastía que, sin embargo, debió dejar el poder en medio del escándalo por el crimen de María Soledad Morales, muerta en manos de los hijos de renombrados funcionarios catamarqueños. El caso desnudó la complicidad de las altas esferas del poder político y puso de manifiesto las prácticas semifeudales que regían en todo el norte argentino.

Vergüenza: intendente K condenado por aborto continúa en su cargo

Las irregularidades y denuncias en torno al kirchnerismo son innumerables, pero hace pocos días se conoció una que genera una enorme indignación: el intendente K de la localidad catamarqueña de Recreo, una de las ciudades más importantes de esa provincia; permanece en su cargo, aunque la Corte Suprema de Justicia de la Nación lo condenó a tres años de prisión por la muerte de una joven a la que le practicó un aborto ilegal.

Verónica Ibáñez tenía 22 años cuando, en 2007, se sometió a un aborto realizado por el doctor Daniel Polti. En 2011, ese mismo médico iba convertirse en el Intendente local. En 2013, por tercera vez, la Justicia sentenció al acusado por el delito de “aborto seguido de muerte”.

La Corte ratificó así la decisión tomada el 29 de diciembre de 2010 por la Cámara Penal 2, que dictó las condenas iniciales por el aborto practicado en la Nueva Clínica de Recreo, el 27 de enero de 2007. Según probaron los investigadores, la intervención derivó en fuertes hemorragias y ello causó la muerte de Ibáñez varios días después.

La polémica y el horror por lo ocurrido podría haber acabado allí, pero a pesar de la sentencia en su contra, Polti nunca abandonó su cargo y todavía se pasea por las calles de Recreo con total impunidad. Más aún, en la actualidad, el intendente -que forma parte del espacio nacional que lidera Florencio Randazzo- y un grupo de socios construyen una nueva clínica privada en la ciudad. Lo cierto es que el mandatario no podrá hacer pie en el lugar, ya que la Justicia también lo inhabilitó durante 6 años para ejercer la medicina.

Pese a todo, Polti podrá seguir libre dado que la joven se realizó el aborto por consentimiento, lo que hace al delito excarcelable. Pero la lógica indica que, al menos, debiera abandonar su cargo. Sin dudas el caso es una más de las tantas vergüenzas del kirchnerismo, cuyo Gobierno se encuentra atestado de hechos de corrupción. En definitiva esta es sólo una mancha más en el tigre.

0
0
0
0
0No comments yet