Canales populares

cayó la venta de nafta súper

Por primera vez en siete años, cayó la venta de nafta súper




Datos de la Secretaría de Energía La merma es poca, pero los aumentos de precios se hicieron sentir en los surtidores.





Los últimos aumentos de precios en las naftas produjeron una caída en las ventas de las estaciones de servicio que preocupa cada vez a los expendedores. Hasta ahora, el impacto se había sentido en los surtidores de nafta “premium”, que es entre 10 y 12% más cara que la súper. Pero en junio, por primera vez en siete años, la caída también llegó a la nafta súper, el combustible más consumido por la mayoría de los automovilistas.

El mes pasado, las ventas de las estaciones retrocedieron, en promedio, 4,2% respecto del mismo mes del año pasado, según cifras de la secretaría de Energía, relevadas por el sitio especializado Surtidores.com.

Si bien la merma en las ventas de nafta súper es menor a un 1%, (mientras la caída de la premium superó el 10%) el dato es significativo porque se trata de un producto que se mantenía (en cuanto al volumen vendido) porque -entre otras cosas- es más demandado por los consumidores que dejaron de cargar en sus tanques la variante premium.

Según los datos oficiales, en junio las estaciones de servicio vendieron 132 millones de litros, contra los 147 millones vendidos en el mismo mes del 2013.

Y vendieron 458,430 millones de litros de nafta súper cuando en junio de 2013, habían vendido 459, 318 millones.

“En cuanto al gasoil de uso industrial, la merma en las ventas al público fue del 6,7% en el mismo período respecto del 2013”, consignó la información de Surtidores.

Desde las cámaras que agrupan a las estaciones admiten que la retracción del mercado llegó a la súper, especialmente en el interior del país.

Oscar Diaz, titular de la Confederación de Expendedores de todo el país (CECHA) explicó: “Por un lado, hay una disminución importante en las ventas de vehículos que son los que más utilizan la nafta súper. Pero además, influyeron mucho los incrementos en los precios. La gente usa menos el auto. Si necesita hacer viajes más largos, tal vez opta por un transporte público y en general, la carga en la estación de servicio es mucho más racionada. Es decir, empezó realmente a sentirse el costo del combustible”, resume.

Además, según el directivo, es importante la caída que ya tuvo el gasoil, más vinculado a la actividad productiva y que hoy se encuentra con ventas “amesetadas”, describió Diaz.

“Antes, el consumidor, sacaba la tarjeta de crédito y decía: “Llenamelo”. Ahora cargan de a 150 a 200 pesos”, ilustró un expendedor porteño al ser consultado por la situación general del mercado.

Según Rosario Sica, titular de la Federación de Expendedores de la Capital Federal (FECRA), la baja de las ventas que argumentan los expendedores en el interior del país, oscila entre el 20 y 30%. Si bien en la Capital Federal, la caída es menor: entre 7 y 10%, estimó. En general, básicamente la merma del mercado es por la disminución en las ventas de gasoil, apuntó.

Según la directiva, el consumo de nafta súper, “también bajó aunque en menor cantidad”, dijo.

“Sin dudas, el parate en la actividad económica, la inflación y el aumento de precios en los combustibles que trepó casi un 60% en el último año”, son los principales responsables de la retracción del mercado, según la opinión de Sica.

Los datos oficiales indican que, en el primer semestre de este año, las estaciones de servicio vendieron 7.864 millones de litros en total de naftas y gasoil. Mientras que en el primer semestre del 2013, habían vendido 7.962 millones.

El factor de los precios es evidentemente, decisivo en la caída de las ventas. Así, YPF, que tiene el 55,8% del mercado total de naftas sigue recepcionando a los consumidores que se vuelcan a sus surtidores porque tiene los precios más bajos del mercado. Aunque, -después de los últimos aumentos- la súper se venda a $ 11,45 el litro y la premium a $ 12,89, en la Capital Federal y a 11,97 y $ 13,139 en el Gran Buenos Aires.

0
0
0
0No hay comentarios