Check the new version here

Popular channels

censuran en África reporteros que cubren epidemia de ebola

La libertad de información, la primera víctima del ébola

El pánico en los países de África occidental afectados por la epidemia de Ébola está pasando factura a los medios de comunicación locales, denuncia Reporteros sin Fronteras

En Sierra Leona, el Parlamento amenazó con adoptar medidas drásticas con la prensa que se atreva a criticar la gestión de la crisis sanitaria




Reporteros sin Fronteras difundió este jueves un comunicado en el que informa que el miedo en África Occidental, castigada por la epidemia del ébola, está afectando a libertda de información.. Algunos países están "poniendo en cuarentena" a sus periodistas para impedirles cubrir esta crisis de salud pública, denuncia la organización.

En Guinea-Conakri, unos soldados impidieron a un grupo de abogados y periodistas viajar a una de las regiones del país afectadas por el virus para investigar los asesinatos de ocho personas, entre ellas tres periodistas, que se encontraban en una visita de educación sanitaria sobre el ébola. Aunque tenían permiso oficial para visitar el pueblo, su equipo fue incautado y, según Radio France Internationale, se eliminaron sus grabaciones y fotos. El Ejército controla ahora el área donde se produjeron los drímenes e impide a cualquiera llegar hasta allí. Los periodistas deben obtener un permiso del Ministerio de Salud para realizar entrevistas dentro de los hospitales y, además, al personal médico se le ha prohibido la comunicación directa con los medios.

En Liberia, siempre según Reporteros sin Fronteras, el Ministerio de Información asumió las competencias de emisión de carnets de prensa, que hasta ahora correspodnían a los sindicatos profesionales. Esta no es la primera vez que los periodistas de Liberia han visto recortada su libertad desde el inicio de la crisis. Henry Karmo, periodista del diario independiente África FrontPage, fue detenido el 11 de agosto mientras cubría una protesta contra el estado de emergencia, que impide salir a la calle de noche.

Las autoridades de Liberia no son las únicas que están preocupadas por su reputación a la hora de gestionar esta grave crisis sanitaria. En Sierra Leona, el Parlamento amenazó con adoptar medidas drásticas contra la prensa que se atreviera a criticar cómo se está abordando la situación.

En Senegal, el editor de La Tribune, Félix N'Zalé, fue multado con 1 millón de francos CFA (unos 1,500€) y fue condenado a un año de cárcel suspendida por dar datos inexactos de los casos de Ébola en Senegal.

Nigeria no destaca por respetar los derechos de los medios de comunicación y un periodista fue detenido allí en agosto por escribir acerca de la epidemia. Pero, según la agencia de noticias humanitarias IRIN, Nigeria se ha dirigido de manera muy diferente a sus vecinos, utilizando los medios de comunicación, y especialmente las redes sociales, para ayudar a combatir la epidemia.

A pesar de la frecuencia y la gravedad de estas violaciones de la libertad de información, también se han visto algunos logros. Médicos Sin Fronteras (MSF) y Radio France Internationale (RFI) han mostrado el camino de la cooperación entre los medios de comunicación y los profesionales de la salud en los países afectados por el ébola. RFI está transmitiendo mensajes de información de salud producidos conjuntamente con MSF
0
0
0
0No comments yet