Popular channels

Central deberá cancelar U$S250 millones

En la semana las reservas cayeron U$S174 millones. Rumores de una pesificación del Boden 2015.




El Banco Central continúa perdiendo reservas y en el mercado circulan todo tipo de rumores, desde un acuerdo con los buitres cuando caiga la cláusula RUFO en el 2015, hasta una nueva devaluación que reduzca la brecha cambiaria, pasando por la pesificación del Boden, un título que el gobierno deberá cancelar en su totalidad a fines del año que viene.

Es que basta ver los datos que informa diariamente el BCRA para darse cuenta que algo no cierra. Esta semana el stock de divisas de la entidad que preside Alejandro Vanoli cayó en U$S174 millones y así marcó un descenso de U$S474 millones en lo que va de octubre. Mañana, el Central deberá afrontar un nuevo vencimiento por U$S250 millones, correspondiente al Bonar X, lo que le meterá todavía más presión a las reservas.

Es en ese marco que en el sistema financiero prevén dos escenarios alternativos. El primero es que el ministro de Economía Axel Kicillof termine arreglando con los holdouts a partir de enero, cuando ya no rija la restricción de la RUFO, que obliga a extender una oferta mejor a la totalidad de los tenedores de bonos.

De esta manera, el gobierno abriría la puerta a una emisión de deuda en el exterior, aflojando la tensión en el mercado de cambios y recomponiendo parte del stock de divisas. En ese sentido, en el mercado comentan que hay varios bancos y operadores de peso interesados en salir a colocar financiamiento en dólares para la Argentina.

De ahí que Kicillof le haya confiado a su entorno que no está alarmado por la caída de las reservas. El titular del Palacio de Hacienda cree que pueden seguir bajando en lo que queda del año sin mayores problemas, mientras espera al 2015, sin el riesgo de atravesar una zona de turbulencia como la que hubo en enero.

Sin embargo, esa no es la única lectura que circula. En el mercado también hay desconfianza porque un arreglo con los buitres no está asegurado.

“Tendrían que derogar dos leyes para arreglar. No lo van a hacer”, sentenció una fuente de la city porteña en diálogo con LPO.

De ser así, el pago del Boden 2015 a fines del año que viene luce como algo incumplible. Se trata de unos U$S6000 millones que-con el nivel actual en U$S27.443 millones- el Central no estaría en condiciones de afrontar, por lo que tampoco descartan que pueda haber una pesificación de ese título.

Si el gobierno sigue ese camino, entonces se cortaría por completo la posibilidad de salir financiarse con nueva deuda. Y ahí la presión sobre las reservas sería tan intolerable que debería haber una nueva corrección del dólar para equilibrar el mercado de cambios.

Mientras tanto, Vanoli siguió con sus reuniones con banqueros e insistió en que no habrá una devaluación.

El presidente del Central dijo que “se proyecta un escenario favorable para sostener el nivel de actividad y preservar el nivel de empleo”, informó la entidad mediante un comunicado.

Después de juntarse con las cámaras ABA y Adeba, el ex titular de la CNV recibió a las autoridades de la Asociación de Bancos Públicos y Privados de la República Argentina (ABAPPRA). Acudieron Juan Ignacio Forlón (Banco Nación), Luis Angel Puig (Banco Bica), Hernán Sefusatti (Banco Coinag), Carlos Heller (Banco Credicoop), Hugo Secondini (Banco de Formosa), Federico Pastrana (BICE), Rogelio Frigerio (Banco Ciudad), Gustavo Marangoni (Banco Provincia de Buenos Aires), Augusto Duarte (Banco de Córdoba), Osvaldo Luján (Banco del Chubut), Gustavo Efkhanian (Banco Hipotecario), Miguel Angel Ortiz (Banco Municipal de Rosario), Ricardo Iglesias (Banco de Tierra del Fuego) y Demetrio Bravo Aguilar (director ejecutivo de ABAPPRA).

En tanto, aumentó la presión sobre las empresas que pagan importaciones por adelantado, obligándolas a ingresar el producto 120 días después de haber abonado, cuando hasta ahora el plazo era de hasta un año.

"Es una resolución muy dura. Además, no está claró qué pasa si no se cumple. Por algo los plazos estaban fijados en 365 días", comentó a este medio Miguel Ponce, de la Cámara de Importadores.

Más adelante, la autoridad monetaria indicó que "se elimina la facultad con que contaban las entidades financieras intervinientes en la operación de comercio exterior, para otorgar prórrogas a los plazos de demostración del registro de ingreso aduanero por demoras ajenas a la voluntad del importador. En adelante, tales casos quedarán sujetos a la evaluación del Banco Central".

La otra resolución anunciada por el BCRA es para que la repatriación de inversiones directas en el sector privado no financiero, en empresas que no sean controlantes de entidades financieras locales, anteriores al 28 de octubre de 2011, deberán contar con la conformidad de la autoridad monetaria.
0
0
0
0No comments yet