Check the new version here

Popular channels

Cepo a las importaciones, Argenzuela

La falta de dólares para importaciones continuará hasta que el Gobierno consiga que las cerealeras adelanten divisas de exportaciones, de acuerdo con fuentes del Banco Central. La medida, intempestiva e informal, afecta a empresas de distintos tamaños y sectores desde el miércoles y amenaza la producción local de fertilizantes, autopartes, alimentos y otros bienes.



Los bancos transmitieron a los importadores que no podían convalidar sus pedidos de divisas por orden del Banco Central. Desde el miércoles están frenadas hasta las operaciones pequeñas y habituales por u$s 30.000 o u$s 80.000, según distintos casos relevados por El Cronista. "Es la primera vez que pasa este parate total", afirmó el presidente de la Cámara de Importadores (Ciara), Diego Pérez Santisteban. "Esto empezó ayer", por el miércoles, coincidió el representante de un sector importador de insumos industriales. De continuar la cuña, alertaron, la producción se verá afectada.

Desde el último año, existen distintos regímenes más o menos establecidos para las importaciones. A pedido del Ejecutivo, un grupo de cuarenta empresas que representan casi la mitad de las importaciones del país tienen acuerdos con sus proveedores y casas matrices para financiar las compras a 90 o 120 días. La acumulación de deudas (el consolidado llegó a superar los u$s 5.000 millones y hoy ronda los u$s 3.500 millones) y el default forzoso condicionaron estos arreglos, pero por ahora se mantienen. Algunas de esas grandes importadoras (las automotrices y el sector ensamblador de Tierra del Fuego) tienen cupos de compra especiales. Según Santisteban, hay unas 6.000 empresas con compras por u$s 500.000 anuales que no registraron mayores inconvenientes, hasta el miércoles.

El presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, dialogó ayer por teléfono con Santisteban y acordaron una reunión de equipos técnicos para el lunes. "Vanoli le transmitió a Santisteban que el Banco Central no ha (implementado) medidas de restricción a las importaciones y que se ampliará gradualmente el abastecimiento de divisas a los importadores en la medida en que se reduzcan los factores estacionales que moderan las liquidaciones provenientes de los exportadores, y teniendo en cuenta los objetivos del BCRA de preservar la estabilidad cambiaria y el nivel de reservas internacionales", indicaron en la entidad monetaria.

Para Vanoli, febrero es el mes más crítico en materia de acumulación de divisas, a la espera de que la liquidación de la cosecha gruesa, que empieza a gotear en marzo. Por eso, él y el ministro de Economía, Axel Kicillof, pugnan por acordar con las cerealeras el adelanto de exportaciones, para generar una suerte de sendero de ingreso de divisas menos volátil. La consigna es que las reservas no bajen y la "administración" de la que hablan los funcionarios comprende garantizar el pago de la energía y sin afectar el dólar para ahorro y turismo. Así, las empresas que necesiten dólares tendrán que generarlos (vía exportaciones) o esperar.

Del otro lado, existen compañías que quieren adelantar compras ante las expectativas de devaluación, aunque el Gobierno repite que mantendrá el tipo de cambio estable en el año electoral.

Esta restricción informal resintió la relación de algunas compañías con sus proveedores. "Esperamos que este corte de operaciones sorpresivo no se transforme en una habitualidad", dijo Miguel Ponce, director del Centro de Estudios para el Comercio Exterior del Siglo XXI. "Hay empresas que tienen una relación de hace años con el mismo proveedor y no les queda otra que pedirles que vengan a chequear la situación", agregó. "Hay proveedo res que amenazan con cortar los envíos y no son insumos sustituibles" en el país, coincidieron en una industria que compra piezas a Brasil, Japón y Europa.
0
0
0
0
0No comments yet