About Taringa!

Popular channels

Cerraron más de 800 inmobiliarias en un año

La recesión, el cepo al dólar y la falta de medidas eficaces mantienen congelado el mercado. Ni siquiera durante el estallido del 2001 se registraron tan pocas operaciones. Los especialistas dicen que aún no hay piso




La crisis en el sector inmobiliario que se inició con el cepo al dólar parece no tener fin. Así lo marcan las estadísticas y el día a día de los brokers, cuyas oficinas están vacías como nunca antes. Las causas que explican el fenómeno son varias y los empresarios dicen que no encuentran interlocutores válidos para discutir medidas anticíclicas con el gobierno nacional.

Armando Pepe, vicepresidente de la Cámara Inmobiliaria, aseguró que los índices que registra el Colegio de Escribanos en la Ciudad de Buenos Aires marca que el 2014 es el peor de los últimos 30 años. Como consecuencia de ello, en 12 meses cerraron 884 inmobiliarias. "Es un número que nos angustia", reflexionó.

En agosto se realizaron 2.762 escrituras por poco más de 2.000 millones de pesos. Las escrituras de compraventa cayeron 9,3% contra el mismo mes del año anterior. Si se analiza la variación en relación a igual período de 2011, se verificó un derrumbe de 52,4 por ciento, mientras que la baja fue de 26,8 por ciento frente al octavo mes de 2012.

Algunas inmobiliarias tuvieron una pequeña "primavera" este año durante los 118 días -con esa exactitud reproducen la cifra en la Cámara- en los cuales el dólar libre estuvo por debajo de los 11 pesos. Es por ello que en junio se registró una leve suba del número de escrituras. Con el tipo de cambio en alza, las operaciones se frenan proporcionalmente.

El peor año desde 1980

Germán Gómez Picasso, director de la consultora especializada Reporte Inmobiliario, dijo que el 2014 es el peor año de la democracia. De acuerdo a sus registros, julio y agosto fueron los dos peores julio y agosto de la historia.

"Las escribanías de la Ciudad de Buenos Aires no pueden pagar ni siquiera el aporte mínimo jubilatorio. En base a cifras de cámaras y colegios de Escribanos, se puede proyectar que el 30% de las inmobiliarias dio de baja la matrícula", informó Gómez Picasso en diálogo con Marcelo Longobardi en radio Mitre.

Si bien las reglas de oferta y demandan indican que los precios tendrían que haber registrado un fuerte descenso, el fenómeno no fue registrado en los corchos de venta de las inmobiliarias. Es que ante la incertidumbre económica, los propietarios prefieren conservar los inmuebles y postergar las ventas. No quieren pesos y son pocos los compradores que pueden ofrecer dólares. Las pocas operaciones que se realizan están vinculadas con necesidades personales: familias que se disuelven, división de condominios o partición de sociedades conyugales.

"En los últimos años los que actuaron en el mercado fueron inversores que generalmente compran desde el pozo. Hubo una caída de 10% en dólares de acuerdo a las publicaciones, pero las operaciones a veces se cierran con una quita mucho más importante que puede llegar al 20 por ciento. Hoy el tenedor de dólares tiene más poder que el vendedor", explicó Gómez Picasso.

La devaluación generó una ventaja para los emprendedores que piensan en proyectos nuevos. Sucede que el costo de construcción bajó de u$s1145 por metro cuadrado en 2011 a 621 dólares. Los constructores creen que esta ventaja transitoria puede llegar a estimular el lanzamiento de nuevas obras durante los próximos seis meses.
0No comments yet
      GIF