Cesar Meli, pone huevo y siente la camiseta,