Check the new version here

Popular channels

CFK a Fábrega:Vos te vas cuando yo te pida la renuncia

La respuesta de Cristina a Fábrega: "Vos te vas cuando yo te pida la renuncia"



El titular del BCRA pretendió apartarse de su cargo cuando se cayó la negociación de los bancos nacionales ante los fondos buitres.


Ayer nomás. Fábrega y Kicillof en la explanada de la Casa Rosada./ GUILLERMO RODRIGUEZ ADAMI


"Vos te vas cuando yo te pido la renuncia". Así lo cortó Cristina a Juan Carlos Fábrega el viernes pasado, cuando el presidente del Banco Central, casi en un acto de despecho, le dijo a la Presidenta que quería irse.


Unos minutos antes, el ministro de Economía, Axel Kicillof, en una conferencia de prensa, había cuestionado muy duro la propuesta de los bancos locales para comprarles la deuda a los fondos buitre.


Según Kicillof, los banqueros se garantizarían esos fondos con unas medidas excepcionales del Banco Central. Fábrega, que había operado con las entidades financieras nucleadas en ADEBA para acercar la propuesta, creyó que era hora de irse. Cristina le dejó en claro quién toma las decisiones.


Visiblemente debilitado, Fábrega le contó los detalles del intercambio con la Presidenta a uno de sus banqueros conocidos. Ayer, el caso era tema de charla entre tres directivos de ADEBA. Mientras, Cristina anunciaba medidas pro consumo, lo contrario a lo que aconseja Fábrega.


No hay que investigar demasiado para ver quién ganó la interna en el equipo económico. Y más: Kicillof ya piensa en alguno de sus colaboradores cercanos por si termina de convencer a Cristina de la inconveniencia de que el ex titular del Nación siga en su puesto.


Respecto a la propuesta de los bancos por la deuda, la diferencia sustancial entre Kicillof y Fábrega, más allá de los discursivo, era la sombra de la cláusula RUFO, esa que impuso el propio Gobierno y que impide ofrecerles a los holdouts una propuesta mejor que la que están recibiendo los que ya entraron a los canjes de 2005 y 2010.


Otra vez aquí ganó el ministro. "Fábrega cree que Argentina habló tanto de la RUFO que terminó dándole un valor que no tenía. Pero está claro que Cristina le creyó a Kicillof", dice una fuente de los bancos.


Cuando llegó a fines de 2013, Fábrega se vislumbró como un contrapeso de Kicillof. Hombre cercano a los bancos, supo imponer y hacer trascender a los medios su fama de moderado. Cristina parece embelesada hoy con su contraparte.


Tanto, que deja correr con gusto la versión del ministro candidato. A Kicillof le gusta la idea y avanza. Y en ese camino, coincide con el ala del Gobierno que cree que la presencia de Amado Boudou no le hace bien al proyecto.
0No comments yet