Check the new version here

Popular channels

CFK en la dimensión desconocida



11/09/14 - 06:06hs
Dijo que la crisis automotriz se debe a que “la gente quiere comprar autos, y las terminales no quieren vender”. Los fondos buitres y otra insólita teoría conspirativa

Un día después de haber presentado el estrambótico proyecto de construir un rascacielos en una isla porteña, en momentos en que cada vez hay más pobres e indigentes en la Argentina, la presidenta Cristina Fernández ayer volvió a demostrar que vive en la dimensión desconocida.

Al encabezar el acto por el Día de la Industria, que se desarrolló en Tecnópolis, la primera mandataria pronunció un discurso en el que hizo hincapié en la crisis automotriz. Una vez más volvió a mostrar que el gobierno está empeñado en querer tapar el sol con un dedo. En ese sentido, Cristina afirmó: “Si no se boicotea el plan Procreauto estamos en condiciones de acercarnos a las mismas ventas del año pasado. Parece mentira que la gente quiere comprar autos, y determinadas terminales no quieren vender”.




Como si esto fuera poco, la presidenta agregó: “si no fuera por el sector automotriz, la industria estaría creciendo".

Es decir, según la visión presidencial, la ciudadanía se encuentran tan bien económicamente que está haciendo cola en la concesionarias reclamando que le venda autos O km. Este diagnóstico no resiste el menor análisis: si la industria automotriz muestra la peor caída de la producción en la última década, ello se debe al impacto de la recesión provocada por las erróneas políticas económicas del gobierno K.

Horas antes del encuentro en Tecnópolis, el ministro de Economía, Axel Kicillof, se había reunido con representantes de terminales automotrices. En el encuentro los amenazó con aplicarle sanciones si no aceptaba continuar con el Plan Procreauto, la fracasa iniciativa kirchnerista que tiene el objetivo de incentivar la compra de autos cero kilómetros. Una vez más, el kirchnerismo tiene la falaz ida de que las variables de la economía se pueden encorsetar en función de los caprichos políticos que se le ocurren a algunas de las mentes afiebradas que pululan por la Casa Rosada.
Otro de los absurdos de CFK se pudo escuchar cuando la presidenta empezó a hablar sobre el conflicto con los fondos buitres, que llevó a que la Argentina entrará en default. No se ruborizó al afirmar: "Un juez municipal de Nueva York (por Thomas Griesa) nos quiere bajar porque somos el mayor productor de software de América Latina".




Luego, Cristina intentó desmentir el informe del Observatorio Social de la Universidad Católica, que mostró un alarmante crecimiento de la pobreza en la Argentina. ¿Cuál fue el argumento? Según Cristina, el año pasado se batieron todos los récord en el consumo de proteínas en el país, ya que supuestamente en la Argentina “se registró un promedio de consumo anual de carne de 113 kilos por persona, cuando el record anterior, de los años ´70, era de 95,5 kilos”.

Sólo basta con viajar unos cuantos kilómetros desde la Casa Rosada para darse cuenta que las aseveraciones de Cristina nada tiene que ver la realidad. En un país como la Argentina, que tiene un potencial productivo para darle de comer a 400 millones de habitantes, hay chicos que todos los días mueren por desnutrición.




0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New