CFK propone reforma para agilizar justicia

BUENOS AIRES. La presidenta argentina Cristina Kirchner envió la noche del martes al Congreso una reforma del código penal que impide procesos judiciales lentos y que los acusados de delitos graves puedan salir en libertad provisional.



La iniciativa permite que puedan ser expulsados del país y no puedan regresar en 15 años aquellos extranjeros que residan con papeles irregulares y sean sorprendidos “in franganti” cometiendo un delito.

En Argentina, la inseguridad encabeza hace varios años las encuestas sobre los temas que más preocupan a los ciudadanos.

La reforma, aclaró Kirchner en un discurso en cadena nacional de radio y TV, sólo alcanza a los procedimientos de manera de evitar “los lentos procesos judiciales” .

“Hay actualmente 60.000 personas detenidas” sin sentencia firme, lamentó la mandataria, quien dijo que el proyecto recoge los reclamos de más de 200 jueces, camaristas y las instituciones judiciales.

Kirchner dijo que el sistema procesal “pasará a ser sólo acusatorio, es decir que la causa quedará en manos del fiscal y con participación de las víctimas” .

“La sensación de la gente es que no hay justicia que la proteja. La reforma establece que todas las decisiones serán tomadas en audiencia oral y pública, al contrario de lo lento y pesado del proceso escrito, en vigencia” , indicó.

Un proceso no podrá durar más de un año y el juicio oral empezará entre cinco y 30 días después, como máximo plazo, anunció.

Quienes cometan delitos graves, quedarán indefectiblemente detenidos y el proceso será limitado al máximo de 10 meses.

Los funcionarios judiciales que no respeten los nuevos plazos de agilidad, serán sancionados, según la reforma.