Canales populares

Chica de La Paternal sufrió a los “roba-pelo”




Chica de La Paternal sufrió a los “roba-pelo”
Siguen saliendo a la luz casos de robo de cabello. La modalidad de las bandas viene creciendo, en el marco de un negocio que moviliza mucho dinero.

La modalidad de las bandas “roba-pelo” viene creciendo, en el marco de un negocio que moviliza mucho dinero. Así, mientras comienza a trascender la formación de grupos delictivos que se dedican a cortarle al cabello a mujeres, ahora surgió el caso de una joven del barrio porteño de La Paternal que relató que fue abordada en plena calle, creyendo que se trataba de un robo común, pero finalmente le cortaron unos 30 centímetros de pelo.

“Venía con un tubo en la mano y no tuve mejor idea que guardarlo en la mochila. Luego alguien me aborda por atrás. Yo tenía hecho un rodete y siento un tirón en el pelo. Pensé que me querían robar y al no saber qué arma tenían me eché para atrás. Lo primero que hice fue agarrar la mochila porque pensé que me la querían sacar. Entonces me hice bolita con la mochila en el medio. Al no sentir nada de eso, me levanté y los veo corriendo. En el forcejeo me habían cortado el pelo”, señaló Jesica, citada por el portal de noticias Cadena 3.

Tal como se informó ayer, en el último tiempo aparecieron bandas integradas por hombres y mujeres que se dedican a robar largas cabelleras que luego se venden para extensiones, cortinas o pelucas. Los delincuentes que se dedican a esta actividad se denominan roba pelo y sorprenden a sus víctimas en plena calle con tijeras. El accionar es tan rápido que las víctimas no tienen tiempo ni de reaccionar porque cuando salen del shock las largas cabelleras están en poder de otros. Los delincuentes pueden ganar unos 300 pesos por cada cabellera que luego en forma de extensiones se venderá en 7000 pesos. “Sabíamos que esto pasaba mucho en Brasil o en otras partes de Sudamérica, como por ejemplo en Colombia donde ya hay bandas organizadas que se dedican únicamente a estos actos delictivos, pero la moda se está instalando en la Argentina”, explicó el estilista Rubén Orlando.

También remarcó la modalidad de estos hechos delictivos. “Esta gente lo roba con una ligereza total. Con tijeras para ovejas, con filos muy especiales. Los robos son muy rápidos y a la vez muy peligrosos porque si una chica se resiste, hasta puede causar la muerte”. Por cada kilo de pelo, en el marcado negro pueden pagar $ 2.000. En las peluquerías, con 100 gramos pueden hacer 90 mechitas. Y con 30 mechitas se hace una extensión, que cotiza $ 1.000.







link: https://www.youtube.com/watch?v=BhUWM9k5Qkw
0No hay comentarios