About Taringa!

Popular channels

Chikungunya, la enfermedad que se viene

En las Américas, hay más de medio millón de infectados, la mayoría en la zona del Caribe. En la Argentina, ya existen tres posibles casos importados. Se adquiere por la picadura del “Aedes aegypti”. Produce severos dolores articulares que pueden durar muchos meses.




Tiene un nombre casi impronunciable, que significa “doblarse por el dolor” en lengua africana makonde. Se trata de la fiebre Chikungunya, una enfermedad originaria de África y transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti , que avanza con mucha rapidez en la región de las Américas. Y que, según advierten las autoridades sanitarias nacionales, más tarde o más temprano, llegará también a la Argentina.

De hecho, ya hay en estudio tres casos sospechosos de Chikungunya en el país, de origen importado, que corresponden a personas sin vinculación entre sí, pero con el antecedente de haber viajado al Caribe.

La información fue confirmada a La Voz del Interior por el viceministro de Salud de la Nación, Jaime Lazovski, quien precisó que ya fue descartado que se tratara de casos de dengue, cuya sintomatología puede ser similar.

Si bien raramente es mortal, produce dolores articulares graves, a menudo causantes de incapacidad, que en un número significativo de casos persisten durante muchos meses, lo que impacta en un importante deterioro de la calidad de vida.

En general comienza con fiebre alta repentina y dolores articulares severos, que pueden estar acompañados por rash , nauseas y vómitos, y dolor de cabeza.

Los más vulnerables a sufrir formas graves son los bebés, los adultos mayores y quienes tienen alguna patología preexistente, como enfermedad cardiovascular, respiratoria, renal o diabetes, entre otras.

Veloz propagación

“La fiebre Chikungunya se describió hace más de 50 años en Tanzania (África), y recién a fines del año pasado se diagnosticaron los primeros casos en América”, señaló Lazovski.

La preocupación de las autoridades sanitarias se vincula a que, desde entonces, se han notificado más de medio millón de casos autóctonos en la región, de acuerdo con las estadísticas que actualiza la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) en forma semanal.

La enorme mayoría de los casos se localiza, por el momento, en la zona del Caribe, donde sólo en República Dominicana hay reportados más de 300 mil contagios. “En ese contexto, es altamente probable que tengamos casos en el país”, advirtió el funcionario.

“Es sólo cuestión de tiempo”, alertó, y explicó que, al igual que ocurrió con el dengue, la enfermedad se introduce a través de casos importados. Esto sucede porque si una persona infectada es picada por un mosquito, éste contrae la infección y luego la disemina al picar a otros seres humanos. De esa manera comienza la circulación del virus a nivel local, y con ella, los casos autóctonos, es decir contraídos en el país.

Aunque declinó efectuar cualquier tipo de pronóstico, Lazovski indicó que las posibilidades de que el virus empiece a circular en la Argentina se incrementarán a partir de la temporada cálida y húmeda.

Mosquito y viajes

El riesgo de introducción del virus que causa la fiebre Chikungunya a nivel local es alto, por tres factores.

Lo primero es que, prácticamente en todas las provincias del país, está presente el vehículo imprescindible para que la enfermedad se multiplique: el mosquito Aedes aegypti , cuyas picaduras transmiten la infección.

Una población altamente susceptible por carecer de anticuerpos al tratarse de una enfermedad nueva en la región, y la importación del virus a través de los viajeros, son las otras dos razones.

En tal sentido, Lazovski aseguró que ya está en marcha la vigilancia epidemiológica en el país para detectar con rapidez los casos febriles, lo que se intensificará a partir de octubre próximo.

Detectar en forma precoz a las personas infectadas para poder aislarlas y evitar así que sean picadas por otros mosquitos, así como realizar el bloqueo de foco, es esencial para evitar que se origine un brote.

“En el país está disponible el test para detectar en una primera instancia la enfermedad, en el laboratorio de Pergamino, en tanto que se están realizando los aprestos para contar con la técnica confirmatoria. Pero en cualquier caso ante un primer análisis positivo se considera que es un caso probable y se disparan todas las acciones para prevenir un brote”, afirmó.

El riesgo en Córdoba

De acuerdo con el entomólogo Walter Almirón, director del Centro de Investigaciones Entomológicas de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), al menos por el momento no habría riesgo de que se registre un brote de Chikungunya en el territorio provincial.

“En esta época del año no tenemos mosquitos Aedes aegypti activos”, explicó. “Lo que puede haber del vector en este momento son los huevos, que eclosionan más adelante con las lluvias y las temperaturas cálidas”, indicó.

“Por lo tanto, el riesgo de que llegue el virus, en Córdoba se daría a partir de octubre o noviembre que es cuando empieza a haber mosquitos adultos, y hasta abril o mayo. Esa es la época de riesgo para nosotros, en función de los meses en que está presente el Aedes aegypti ”, advirtió.

Pero, en consonancia con las autoridades nacionales, Almirón no dudó en afirmar que “si bien es difícil de pronosticar cuándo ocurrirá, así como llegó el dengue, también va a llegar el Chikungunya”.

“Y al igual que en el caso del dengue, la única manera de prevenir la enfermedad es a través del control del vector, lo que desde ahora enfatiza aún más la necesidad de eliminar los criaderos”, subrayó.

El ministro de Salud de la Provincia, Francisco Fortuna, informó que la problemática de la fiebre Chikungunya fue abordada por las autoridades sanitarias de todo el país en la última reunión del Consejo Federal de Salud (Cofesa).

“El riesgo está porque tenemos el vector que la transmite, de modo que hay que tomar todas las medidas preventivas necesarias”, señaló.

“Cuando se den las condiciones climáticas y la presencia del mosquito vamos a estar muy atentos a la detección de esta enfermedad, además del dengue”, aseguró.

En detalle
Virus. La fiebre Chikungunya (Chik) es una enfermedad emergente causada por un Alfavirus, el virus Chikungunya (Chikv). No hay tratamiento específico para la infección, ni tampoco vacuna.

Mosquitos. Se adquiere a través de la picadura del Aedes aegypti y Aedes albopictus, que también transmiten el dengue.

Síntomas. Causa fiebre alta de aparición repentina (mayor a 38°), dolores articulares muy intensos, dolor de cabeza y de espalda. En ocasiones también aparece erupción cutánea, vómitos, náuseas y conjuntivitis.

Características. La fiebre puede ser continua o intermitente. Los dolores articulares suelen ser simétricos, tienden a ser peores a la mañana, y se alivian con ejercicio leve y se agravan con movimientos bruscos. Los tobillos, las muñecas y las articulaciones de la mano tienden a ser las más afectadas.

Duración. En la mayor parte de los casos, los síntomas desaparecen en un período de una a tres semanas. Pero algunos pacientes pueden sufrir los síntomas articulares muchos meses.

Diferencia con el dengue. La fiebre Chinkungunya suele tener un inicio más agudo, y una menor duración de los días de fiebre. Es más frecuente que haya erupción cutánea, y dolor intenso y localizado en las articulaciones. Se puede tener ambas enfermedades al mismo tiempo.

Los más vulnerables. Los adultos mayores y las personas con antecedentes de enfermedad reumática o traumatismos articulares son más vulnerables a presentar síntomas crónicos. Las formas graves de la enfermedad son poco frecuentes y afectan más a recién nacidos, adultos mayores o personas con enfermedades crónicas.




link: https://www.youtube.com/watch?v=oEAPOepmCT4
0No comments yet
      GIF