Check the new version here

Popular channels

China y Rusia estudian unir sus capitales por líneas ferreas



China y Rusia están estudiando unir sus capitales por una línea de alta velocidad ferroviaria que reduciría a un tercio el actual tiempo de desplazamiento, según ha informado la prensa local china.

El proyecto de cubrir los 7.000 kilómetros que separan Pekín de Moscú tendría un coste inicial de 230.000 millones de dólares y la vía podría estar operativa en 2019, ha asegurado el diario Beijing Times.

Wang Mengshu, un experto chino de ferrocarriles, ha explicado que "si los fondos se consiguen pronto, la línea podría estar completada en cinco años como muy pronto". El diario detalla que cada kilómetro de la línea costaría unos 33 millones de dólares.

Pekín y Moscú están unidas actualmente por el tren transiberiano que termina en Vladivostok y se dirige hacia el sur por un ramal a través de Mongolia. Los seis días necesarios para cubrir el trayecto se reducirían con la línea de alta velocidad a sólo dos.

El plan llega días después de que Moscú y Pekín firmaran un memorando para la participación china en la primera línea de alta velocidad en Rusia, que cubrirá los 800 kilómetros entre la capital y Kazán.

El proyecto costará unos 25.000 millones de dólares, de los que China aportará 10.000 millones. La línea estará terminada antes del Mundial de Fútbol que organiza Rusia en 2018, y en el que Kazán es una de las sedes. Con velocidades que alcanzarán los 400 kilómetros por hora, está previsto que la duración del trayecto se reduzca de 13 horas a tres y media.

China ha estimulado en los últimos años el ferrocarril de alta velocidad como un símbolo de estatus internacional hasta convertirse en el país con más kilómetros de vías en todo el mundo en apenas una década.

Después de la transferencia de tecnología de compañías europeas ha conseguido edificar un sector propio que ahora exporta a países como Turquía o Venezuela. Meses atrás se publicó que China estaba considerando una línea de 13.000 kilómetros que uniría Pekín con la costa este de Estados Unidos a través del estrecho de Bering.

El desarrollo de la alta velocidad en el interior ha sufrido un frenazo debido a los numerosos escándalos de corrupción. Liu Zhijun, el exministro de Ferrocarriles y principal impulsor de la alta velocidad, fue condenado el pasado año a muerte por cobrar sobornos. Pekín ha sometido algunos proyectos que ya estaban aprobados a nuevos exámenes para calibrar su seguridad y el respeto al medioambiente.
0
0
0
0No comments yet