Check the new version here

Popular channels

Cines porno no son fantasía, más bien curiosidad


Cines porno no son fantasía, más bien curiosidad



Lo que pasa en un cine porno se queda en un cine porno, así concluye el cronista David García un recorrido con 30 personas por las salas del cine Nacional, entre ellas 13 mujeres que cumplieron su fantasía de entrar a un lugar de estas características y porque la entrada solo es permitida a hombres, en su mayoría gays.

Daniela Morales es maestra de biología de nivel secundaria. Una de sus fantasías era observar personas teniendo sexo y ella acepta que su voyerismo la motivó a pagar 250 pesos que cuesta el recorrido por ese lugar, porque jamás la dejarían pasar con su pareja.

"A nosotras nos excluyen de un chorro de cosas, para mí es muy interesante entrar. El ver a un señor de traje que se conquista a un viejito de 70 y tantos años y están haciendo no se qué cosa... y pues tú te asomas para ver", dice Daniela.

"De primera instancia pensé que iba a ser como entrar a Cinépolis o Cinemex: compras tu boleto, te sientas con unas palomitas, un amigo y te pones a ver la película, y creí que estar en una sala porno servía para bromear, pero no, realmente adentro hay toda una dinámica y pasan cosas", cuenta la maestra.

En el Distrito Federal existen 10 cines antiguos donde se exhiben películas porno. David, con la organización Recorridos Culturales, ofrece una visita por tres de esos lugares que se conservan y que ahora son espacios donde se proyectan cintas para adultos: el Nacional, Venus y Savoy, los tres en el Centro Histórico.

Diariamente al cine Nacional lo visitan al menos 700 personas que pagan 45 pesos por función, con permanencia voluntaria, lo que equivale a ganancias superiores a los 10 millones de pesos anuales.

Este cine, ubicado en la avenida Fray Servando Teresa de Mier, al oriente del centro de la Ciudad de México, albergó en la década de los 50 las obras de la llamada época dorada del cine mexicano. Sus primeros estrenos fueron en 1949, "La malquerida", de Emilio El Indio Fernández, y "No desearás la mujer de tu hijo", de Ismael Rodríguez, con Pedro Infante y Fernando Soler.


0No comments yet
      GIF
      New