Check the new version here

Popular channels

colapso social de China

Portavoz del Partido Comunista documenta la falta de fe y confianza en la sociedad china



Quienes critican al régimen chino encontrarán la confirmación de algunas de sus más mordaces críticas en una reciente encuesta realizada por - ¿un portavoz del Partido Comunista? Este estudio detalla la falta de confianza y de fe que tiene el pueblo chino hacia la sociedad, y también analiza varios “estados mentales anormales” que sufre el pueblo chino.

El más impactante de estos estados mentales, el “auto odio” (número 13 en la encuesta), fue descrito como el que presentan aquellos que “atacan al Partido Comunista y odian el sistema político, quienes atacan más ferozmente al sistema, son los que más se benefician de este”.

Para las masas, que parecen ser las que más atadas están al poder arbitrario más que al beneficio del privilegio, se enumeran una docena de patologías que sufren. Estas incluyen la “adoración al hedonismo”, “mentalidad de espectador”, “sospecha arraigada”, “mentalidad de avestruz”, “fobia de pensamiento”, “confianza en Internet”, así como también “ostentar riquezas”, entre muchas otras.

A quienes participaron de esta encuesta se les pidió que calificaran cuáles asuntos les molestaban más. Mencionaron la “mentalidad de espectador”, o sea, a la propensión del pueblo chino a meramente observar a otros cuando están en problemas en vez de ayudar, este tema obtuvo el 48,7 por ciento de los votos.

La “Ansiedad Social”, que se refiriere a preocuparse demasiado por el bienestar futuro llegó al 44,5 por ciento. Con un poco más del 36 por ciento se identificó el hecho de que la gente disfruta más de las cosas escandalosas que de las bellas, esto fue llamado como la “mentalidad de apreciar la fealdad”. (shenchou xinli)

Falta de fe

Pero entre los asuntos más amplios identificados en el estudio resaltó “la falta de fe”, que un 55,3 por ciento de los encuestados informó como el problema número uno.

“Todos reconocen que existe falta de fe en la sociedad china, y ellos ven problemas morales a su alrededor”, dijo en una entrevista telefónica Yang Fenggang, director del Centro sobre Religión y Sociedad China en la Universidad de Purdue.

Los autores de la encuesta mencionaron en un punto que “la sociedad tradicional china estuvo emplazada alrededor de las comunidades locales y que los grupos sociales estaban organizados alrededor de la virtud y la fe”. Añadieron que en la sociedad moderna, más del 88 por ciento de la gente reconoció que “está faltando la fe y que la moral está en declive”, que por tanto se experimenta una usual “enfermedad social”.

El Profesor Yang sostuvo que la gente china “entiende que su fe debe ser fe real, y que esta tiene el poder de trascender. No es por ganancias, no es por interés inmediato, no es por idealismo – es fe”.

Además, atribuyó la falta de fe, como fuente principal de la base moral, a las restricciones de libertad religiosa en China. “La religión cuando es libremente elegida por la gente, provee fe a los creyentes”, dijo.



Tal vez el más impactante ejemplo en los años recientes, del desmoronamiento social y moral de China, tuvo lugar en 2011 cuando la niña de dos años, Yue Yue, resultó ignorada por 18 transeúntes luego de ser aplastada por las ruedas, primero, de una van y luego de una camioneta, en las calles de Foshan, Provincia de Guangdong. Las imágenes de la gente caminando y pasando cerca de la niña ensangrentada, durante siete minutos, impactaron al país.

¿Retroceso?

Por otra parte, la referencia que hizo la encuesta a la sociedad tradicional parece sugestiva. El líder del Partido Xi Jinping remarcó recientemente durante un tour en la Universidad Normal de Beijing, que “los textos clásicos deben ser embebidos en las mentes de los estudiantes, hasta llegar a volverse los genes del pueblo chino”, según el Diario Jieyang.

Asimismo, Xi se ha empeñado en incluir muchas referencias confucianas y clásicas en sus discursos, y el Diario del Pueblo ha usado páginas especiales explicando su significado para las masas.

“Tal vez esto es una jugada de Xi Jinping por hacer énfasis en los valores tradicionales”, dijo John Wagner Givens, socio principal en el Centro de Estudios Asiáticos, y profesor adjunto de derecho de la Universidad de Pittsburgh, en una entrevista.



“Pero siempre tomo con “pinzas” esta idea de que estamos regresando a los valores tradicionales como base de legitimidad”, aclaró. “Pues hace aproximadamente 10 años me entusiasmé cuando hablaron sobre xiaokang shehui, y no creo que mucho haya salido de eso”.

La frase “xiaokang shehui” es un término confusionista que fue usado por el ex líder del Partido Hu Jintao, para referirse a una sociedad “moderadamente próspera”. Pero la brecha de la riqueza en China, y sus miríadas de presiones y problemas sociales asociados, continuó creciendo durante el mandato de Hu.

Un retorno a la auténtica tradición china, sin embargo, puede no haber sido el antídoto que los redactores de la encuesta tenían en mente en primer lugar, dijo Cheng Xiaonong, ex editor de Modern China Studies, un periódico académico.

“Esto quiere decir que el comunismo tradicional existe, mientras toda la gente crea en lo que dicen los líderes, y cuando la propaganda pueda ser usada para manipular y movilizar a las masas ingenuas”, dijo Cheng. “Eso es lo que quieren. Eso es lo que Xi Jinping querría ver, aun cuando ya no vivimos en esa era o tiempo”.

Asuntos oficiales

Los autores de la encuesta no evitaron atribuir, de una u otra manera, muchos de los problemas al oficialismo.

El ya ampliamente reportado fenómeno social de años los recientes, mencionó como causa a la falta de un compás moral relacionados mayormente con los abusos de poder por parte de los funcionarios. Estos abusos incluyen, el ostentoso despliegue de riqueza de los funcionarios, las múltiples amantes, así como los escándalos que han emergido repetidamente y que involucran asuntos sexuales, corrupción y violencia.

En algunos puntos, el tono de la encuesta parece ser directamente crítico con el régimen. Por ejemplo, en una de las preguntas la encuesta dice: “¿Qué grupo tiene las mayores crisis en sus creencias?” A lo que un poco más del 57 por ciento de los participantes online contestaron que son: los funcionarios del Partido Comunista.

Los resultados de la encuesta fueron publicados en el sitio web de Tribuna del Pueblo que es parte de Diario Popular, el portavoz del Comité Central del Partido Comunista Chino. La encuesta fue conducida por el “Centro de Investigación del Cuestionario de la Tribuna Popular”, y fue publicado con una extensa introducción en el propio sitio, y posteriormente en otras versiones que fueron difundidas a través de los grandes portales Web.

La encuesta fue realizada entre el 22 de agosto y el 2 de septiembre de este año. Un total de 8,015 personas fueron encuestadas, de ellas el 70 por ciento fue de manera online, y el resto fueron elegidos al azar y completaron cuestionarios en persona.

Si con las publicaciones de los informes se perseguía en conjunto algún empuje político más amplio, no queda claro.

El Profesor Yang piensa que esto no es probable, diciendo “esto es un reflejo de intelectuales preocupados en China, preocupados con los problemas sociales actuales”.

Por su parte, Cheng Xiaonong sugirió que ahora que el líder del Partido Xi Jinping ha progresado en su campaña anti-corrupción, ha “recuperado la confianza para continuar adelante”.

“Casi todos en China saben que las bases morales del gobierno del Partido Comunista han colapsado, por lo que el régimen quiere reconstruir la moralidad – aun cuando resulta imposible”.

Cheng agregó, “me imagino que es por eso es que precisan de una encuesta, después podrán intentar iniciar alguna campaña de educación política, ideología política, lealtad política, bla bla bla”.
0
0
0
1
0No comments yet