Check the new version here

Popular channels

Colectivos en Venezuela: ¿Organizaciones sociales o criminal

Colectivos en Venezuela: ¿Organizaciones sociales o criminales?




Los colectivos en Venezuela son formas de organización popular existentes desde 1970. Ubicados en varias ciudades del país, pero fundamentalmente en su capital Caracas, los colectivos dominan determinadas zonas, encargándose de la “protección” de sus vecinos, además de llevar adelante ciertas funciones de tipo social. Sin embargo, habitantes de sus zonas han denunciado que los colectivos inyectan miedo a la población, mediante el uso de la violencia.

Durante el Gobierno del expresidente Hugo Chávez estos grupos tomaron mayor protagonismo tras los sucesos de abril de 2002, logrando -luego del restablecimiento de Chávez en la Presidencia- un mayor grado de organización y logística, apoyados de manera incondicional por el gobierno nacional.

Especialistas afirman que los colectivos cuentan con reconocimiento por parte de la Guardia del Pueblo, componente de reciente creación que realiza funciones de orden público. Además son respaldados por funcionarios de alto nivel del régimen bolivariano, lo cual les habría facilitado el acceso a armamentos de diverso calibre, según han denunciado ciudadanos y personeros de la oposición.

Número y peligrosidad

A ciencia cierta no hay una estadística que refleje la cantidad de colectivos activos operando en el territorio nacional. De acuerdo al periódico venezolano El Nacional, sólo en Cotiza, zona popular del oeste de Caracas, funciona la “Ciudad Socialista Frente 5 de Marzo”, la cual alberga damnificados y constituye el centro de operaciones de la organización homónima que agrupa a 100 colectivos de Caracas que desde hace 4 años mantienen el control en dicho barrio capitalino.

Otras investigaciones, como la realizada por el canal Vivo Play, revelan que en la ciudad de Caracas operan al menos ocho grandes colectivos, siendo el “Frente Francisco de Miranda”, los “Tupamaros”, “Alexis Vive” y “La Piedrita”, los grupos con mayor influencia en la capital venezolana. De los mismos se desprenderían cerca de 96 células.

La población parece estar dividida en cuanto a la peligrosidad de los colectivos. Vecinos interrogados califican como positiva y negativa su presencia, así como el control que éstos realizan sobre las zonas, haciendo uso de las armas. Afirman que de vez en cuando sirven para controlar trifulcas, pero que con frecuencia asaltan a los vecinos. Denuncian que los colectivos que pernoctan en Cotiza son respaldados a su vez por los del 23 de Enero y los de Catia.

El Rol de José Odreman

Vale destacar que José Odreman, uno de los abatidos el día martes 7 de octubre en el centro de Caracas, durante un presunto impasse con efectivos del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC), lideraba el Colectivo 5 de Marzo, siendo Carmelo González –también abatido el día de ayer- su lugarteniente, según vecinos de la zona.

Siguen existiendo grandes interrogantes sobre si los impactantes sucesos guardan o no relación con el asesinato del diputado Robert Serra, quien habría estado vinculado a Odreman, según fotografías divulgadas por algunos medios de comunicación y las redes sociales. Lo cierto es que de las últimas declaraciones públicas dadas por éste, minutos antes de su muerte a NTN24, se desprenden graves acusaciones que involucrarían a funcionarios públicos de alto nivel, comenzando por el Ministro del Interior, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres.

¿Organizaciones sociales o criminales?

Los colectivos han sido acusados de ser presuntamente “bandas criminales” que se dedican al robo, la extorsión, el secuestro y de protagonizar fuertes enfrentamientos con la policía; denuncias que han sido desmentidas por sus voceros. El hasta ayer líder del Colectivo 5 de Marzo afirmó en septiembre pasado: “Nuestra misión es trabajar por la comunidad y por recuperar espacios. Desde hace cuatro años, que estamos en San José de Cotiza, bajó la criminalidad en 60%, redujimos los homicidios y logramos desarticular bandas de narcotráfico”.

Por su parte, el comisario José Gregorio Sierralta, director nacional del CICPC, declaró a los medios de comunicación que las personas abatidas estaban siendo investigadas por llevar a cabo una serie de asesinatos en la capital venezolana.

0No comments yet