Check the new version here

Popular channels

coleite Boliviano acusado de contrabando de armas en miami

Alfonso Chardy
[email protected]

Un boliviano se declaró inocente en el tribunal federal de Miami el jueves de cargos de contrabando de 11 fusiles AK-47 a su país.

Javier Nenos Rea, de 32 años, fue arrestado el 27 de agosto, al parecer como parte de una investigación internacional más amplia que también generó la detención de otras ocho personas en la ciudad boliviana de Santa Cruz de la Sierra. Dos de los ocho sospechosos fueron identificados como los agentes de policía y otros tres como los empleados del servicio postal boliviano. Investigadores bolivianos también incautaron una cantidad de armas en redadas coordinadas en Santa Cruz , según informes de la prensa boliviana que surgieron antes y después del arresto de Nenos en Miami.

Los informes de medios de prensa citaron a funcionarios del gobierno boliviano diciendo que las armas eran recibidas con regularidad desde los Estados Unidos y luego enviadas a una organización criminal brasileña conocida como Primeiro Comando da Capital (PCC ), con sede en Sao Paulo.

Algunos de los informes de medios de prensa en Bolivia indicaron que un boliviano residente en los Estados Unidos era el responsable de los envíos de armas. Esta persona fue identificada en los informes de prensa como Fernando Gius Peinado, pero no pudo ser ubicado en los registros públicos de Estados Unidos.

El caso está siendo investigado en Miami por agentes especiales de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), una unidad de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE). El caso salió a la luz en Miami cuando un agente especial de HSI presentó una denuncia penal ante el tribunal federal de Miami.

Un gran jurado el martes encausó a Nenos por cargos de contrabando de armas. Si es declarado culpable, podría ser condenado hasta 20 años en la penitenciaría.

Nenos fue arrestado en una operación encubierta. Él pensó que estaba tratando con un traficante de armas, que en realidad era un agente encubierto.

El encausamiento contiene algunos detalles nuevos en el caso. Dice, por ejemplo, que Nenos le dijo al agente encubierto que quería establecer una relación a largo plazo para la compra de armas en varias ocasiones.

“Iba a vender las armas de fuego a sus clientes en Bolivia”, dice la acusación. “Esperaba hacer futuros pedidos con el agente encubierto dependiendo de la demanda, eventualmente con el tiempo coordinando las compras directamente desde Bolivia sin tener que viajar a los Estados Unidos”.

Funcionarios de ICE se negaron a comentar sobre el caso ya que está aún bajo investigación. La abogada de Nenos, Bunmi Lomax, perteneciente a la oficina del defensor público federal, también declinó hacer comentarios.

El jueves, Nenos compareció ante el magistrado federal William Turnoff, con las manos esposadas y con grilletes en los tobillos. Portaba un uniforme de recluso de color caqui. Habló en español con una voz que apenas se escuchaba en la sala de audiencias.

Quizás la mayor sorpresa en el caso es la posible relación entre la detención de Nenos en Miami y los arrestos en Santa Cruz de la Sierra. Un artículo en el sitio web del diario de Santa Cruz de la Sierra El Deber cita a funcionarios del gobierno boliviano diciendo que ocho sospechosos habían sido capturados en Bolivia a finales de agosto – alrededor de la misma fecha que Nenos fue detenido en Miami. Los sospechosos en Bolivia, que fueron mostrados a los periodistas en dos grupos el 29 de agosto, luego comparecieron ante un tribunal y se les ordenó quedar detenidos. Las autoridades bolivianas también incautaron varias armas en una serie de allanamientos alrededor de Santa Cruz de la Sierra, según informó El Deber . El diario dijo también que funcionarios del gobierno boliviano creen que las armas estaban siendo enviadas al PCC, el poderoso grupo criminal brasileño.

PCC ha estado presente desde la década de 1990 y desde entonces está involucrado en un constante feudo sangriento con la policía en Sao Paulo, según el sitio web InSightCrime, que se enfoca en actividades del crimen organizado en las Américas.

“El grupo, que ahora es la organización criminal más grande y mejor organizado de Brasil, se cree que tiene miembros en dos tercios de los estados del país, y que controla las rutas del tráfico de drogas entre Brasil, Bolivia y Paraguay”, según dice InSightCrime.


Fin coleites
0
0
0
0No comments yet