Collares explosivos y ahogamientos en jaulas.

Collares explosivos y ahogamientos en jaulas, las nuevas ejecuciones aberrantes de EI
Investigan la veracidad de un video difundido por el grupo yihadista Estado Islámico en el que muestra el asesinato de 16 personas en Irak.













El grupo Estado Islámico (EI) difundió hoy un nuevo video en Internet que muestra el asesinato en Irak de 16 personas a las que mata por grupos de distintas maneras, entre ellas ahogándolas dentro de una jaula que se sumerge en el agua, volándoles la cabeza con collares explosivos y disparándoles con un lanzagranadas.

En la grabación, cuya autenticidad no ha podido ser comprobada, se acusa a los asesinados de "espionaje" y de formar grupos para matar a dirigentes del EI en Mosul, capital de la provincia de Nínive, en el norte del país.

El video, de una duración de poco más de siete minutos, comienza con imágenes de restos mortales de personas que presuntamente fallecieron, como consecuencia de un bombardeo de la coalición internacional encabezada por Estados Unidos contra una posición del EI en Mosul.

Antes de ser asesinadas, las víctimas dicen que trabajaban como "espías" para el Ejército iraquí y que habían formado brigadas armadas dentro de Mosul para asesinar a dirigentes del EI, que controla esa ciudad desde hace más de un año.

El primero de los asesinatos grupales mostrados en el video es el de cuatro personas que son encerradas en un vehículo aparcado en medio del desierto, al que un yihadista dispara con un lanzagranadas del tipo RPG, reportó la agencia de noticias EFE.





Luego, una jaula con cinco personas en su interior es introducida con una grúa en una piscina, lo que provoca que los cinco hombres mueran ahogados. La inmersión de la jaula fue filmada con dos cámaras anfibias colocadas entre las rejas.



El tercero de los asesinatos es de otras siete personas a las que un yihadista les coloca unos collares bomba que hace explotar posteriormente.




La grabación muestra el desmembramiento de los cuerpos producido por la explosión. En un momento del video, una voz que relata las imágenes califica a los asesinados de "espíritus sórdidos que han aceptado la humillación y vendido su alma al diablo para convertirse en una herramienta fácil en las manos de los enemigos de la religión en su guerra contra los musulmanes".

Al final de la grabación se puede ver a otro hombre vivo frente de las últimas siete víctimas. Tantos los asesinados como la persona a la que dejan viva están vestidos con el mameluco naranja que el EI elige habitualmente para sus víctimas en los videos de ejecuciones con métodos bárbaros que el grupo yihadista utiliza como su principal medio de propaganda.

En tanto que en Mosul, los yihadistas del EI asesinaron hoy a tiros en el centro de la ciudad a tres ex candidatos a las últimas elecciones parlamentarias iraquíes de abril de 2014, dijo una fuente de seguridad. Las víctimas fueron Badrani Salem, Jalil Naimi y Faruk al Shamari, tres candidatos de la lista Unidos en los comicios que tuvieron lugar antes de la caída de Mosul en manos del EI, según informó la fuente a la agencia EFE.

Los tres fueron arrestados en sus casas, en el oeste de Mosul, y fusilados en el campamento de Al Aza, tras la aprobación de un tribunal islamista radical que ordenó la ejecución.

La organización islamista radical lanzó una campaña de arrestos a finales de junio del año pasado contra miembros de las fuerzas de seguridad y antiguos funcionarios del gobierno y candidatos a las elecciones. Muchos fueron detenidos, torturados y asesinados. Mosul y amplias zonas de Nínive se encuentran bajo control del EI desde junio del año pasado, fecha en la que el grupo yihadista proclamó un califato en territorio iraquí y sirio.

También hoy, al menos ocho civiles iraquíes, entre ellos dos mujeres, murieron hoy y otros 18 resultaron heridos por la explosión de un coche bomba en la provincia de Diyala, en el este de Irak, informó a EFE una fuente policial. El atentado tuvo lugar en la localidad de Al Aliwi, 60 kilómetros al este de Baquba, capital de la provincia de Diyala.

Ayer, otros 11 civiles murieron y 15 resultaron heridos en diferentes ataques en Irak perpetrados con armas ligeras y explosivos.

Dos mausoleos islámicos en Palmira, destruídos

El grupo Estado Islámico destruyó en los últimos días dos antiguos mausoleos islámicos en la ciudad de Palmira, que cayó en manos de los yihadistas hace un mes, indicó el gobierno sirio.

Hace tres días los yihadistas hicieron estallar el mausoleo de Mohammad Ben Ali, un descendiente de la familia del primo del profeta Ali Ben Abi Taleb, indicó a la AFP el director de antigüedades sirias Maamun Abdel Karim.

El mausoleo está situado en una zona montañosa, a cuatro kilómetros al norte de la ciudad.

El EI publicó fotografías que muestran a dos hombres llevando fusiles y bombonas, probablemente llenas de explosivos, hacia la colina donde están las ruinas.

Según el director de antigüedades, el EI también hizo estallar un mausoleo en Chkaf de más de 500 años de antigüedad conocido con el nombre de Nizar Abu Bahaedin, un religioso de Palmira.

El monumento se encuentra en el oasis de la ciudad, a 500 metros del Arco de Triunfo.

Los extremistas del EI han destruido más de 50 mausoleos de entre 100 y 200 años de antigüedad en las regiones que controlan desde hace un año en el norte y el este de Siria, según Abdel Karim. "Consideran que los mausoleos islámicos van contra sus creencias y prohíben cualquier visita al lugar", explicó.

El director de antigüedades indicó además que hace 10 días los yihadistas destruyeron varias tumbas de habitantes de Palmira. "Todas las tumbas de mármol con adornadas fueron destruidas. Para ellos, las sepulturas no pueden ser visibles", indicó.

El wahhabismo, una versión rigoristas del islam sunita, prohíbe formalmente la visita de sitios arqueológicos, religiosos o históricos, que está considerada idolatría.

El EI colocó recientemente minas en las ruinas de la ciudad antigua de Palmira, lo que hace temer la destrucción de estas ruinas inscritas en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.