Popular channels

Combate aereo defensivo en el avión IL2

INSTRUCCIÓN

SOBRE EL COMBATE AÉREO DEFENSIVO

EN EL AVIÓN IL-2



La experiencia en el uso del avión IL-2 demuestra que combinando correctamente la maniobra y los ataques frontales, el avión IL-2, volando en grupo o en solitario, puede hacer frente a los cazas enemigos con éxito.



A bajas altitudes el IL-2 dispone de ventajas indiscutibles respecto a los cazas enemigos; dichas ventajas le permiten llevar a cabo un combate aéreo contra los cazas enemigos de cualquier tipo.



Estas ventajas son: una buena coraza, una buena maniobrabilidad en dimensión horizontal y un potente armamento.



El 7 de septiembre de 1942, el comandante de escuadrilla del 694 ShAP capitán Vinográdov, liderando un grupo de IL-2, efectuaba un ataque sobre las unidades mecanizadas y carros de combate enemigos. Durante el combate, nuestro grupo sufrió un ataque por parte de 4 cazas Me-109F. Vinográdov se quedó separado del resto, y a pesar de la ventaja numérica enemiga, entró audazmente en combate aéreo el solo contra los cazas. En este combate derribó a 2 Me-109F, obligando al resto a retirarse del combate sin lograr éxito.



En las unidades aéreas del 3er Ejercito del Aire hubo numerosos casos, cuando los IL-2 con su potente armamento no solamente rechazaban ataques, sino que incluso derribaban a los cazas y los bombarderos enemigos.



Por ejemplo, en marzo de 1942 un grupo de IL-2 del 5º GShAP bajo el mando del capitán Shkulepov, actuando sobre las tropas enemigas en el campo de batalla, encontró a un grupo de aviones Ju-52 escoltados por 9 cazas Me-109. El grupo del capitán Shkulepov atacó decididamente a los aviones enemigos. Como resultado del combate aéreo y gracias al apoyo mutuo y la audacia de los pilotos de IL-2, fue derribado 1 Ju-52. El grupo de Shkulepov no sufrió ninguna baja.



El 25 de agosto de 1942 el grupo de 9 aviones IL-2 de la 212ª ShAD llegando al objetivo a 900m de altitud fue atacado por 5 Me-109. El líder cambió la formación de combate, pasando de “cuña” a “escalón izquierdo”, y posteriormente al “circulo derecho” y comenzó un combate aéreo defensivo. 3 de los 9 aviones IL-2 no se pusieron en “circulo” y en planeo intentaron retirarse de los cazas. Pero estos 3 IL-2, teniendo una menor velocidad de vuelo, fueron alcanzados con facilidad y atacados por los cazas enemigos. Como resultado, 1 IL-2 fue derribado. Mientras tanto, el sexteto que se puso en “circulo”, llevaba con éxito el combate aéreo contra los cazas enemigos, y en 15 minutos derribó a 1 Me-109 sin sufrir ninguna baja por su parte.




El 2 de octubre de 1942 3 aviones IL-2 del 6º GShAP, liderados por el Leytenant Ryabov, atacaron los convoyes ferroviarios en la estación …. . Durante el combate, el grupo del Leytenant Ryabov fue atacado por 3 Me-109. Leytenant Ryabov dirigió a su grupo contra los cazas enemigos. Como resultado, en el combate aéreo Leytenant Ryabov derribó en un ataque frontal a 1 Me-109. Los 3 IL-2 volvieron a su aeródromo sin incidencias.



Los ejemplos anteriores no son excepciones y demuestran que, organizando una defensa activa, los IL-2 rechazan con éxito los ataques de los cazas enemigos, sufriendo bajas considerablemente menores en comparación con los casos cuando los IL-2, atacados por los cazas, se salen de la formación e intentan retirarse del combate.



Como demuestra la experiencia, en aquellos casos cuando los IL-2 intentan retirarse de los cazas enemigos sin aceptar el combate aéreo, siempre sufren bajas.



Por ejemplo, el día 9 de septiembre de 1942, 2 grupos de 5 IL-2 de la 212ª ShAD en la zona de Nov. Aleksandrovo fueron atacados por 4 Me-109. A los IL-2 no les dio tiempo a reunirse tras finalizar su ataque al objetivo terrestre, y en vez de aceptar el combate aéreo y apoyarse unos a otros con toda la potencia de su armamento, intentaron retirarse de los cazas, volando a máxima velocidad. Como resultado, fueron derribados 4 IL-2.



El vuelo de los IL-2 sobre la ruta se efectúa sin realizar maniobras por parte de las parejas o tríos/cuartetos que cierran la formación. En consecuencia, los cazas enemigos sin dificultad se acercan a los aviones que cierran la formación y les disparan sin encontrar ninguna oposición. Se emplean formaciones de combate de gran profundidad, y esto dificulta la observación del aire y reduce las posibilidades del apoyo mutuo.



Para solventar las debilidades indicadas anteriormente y para incrementar la eficacia del avión IL-2 en la lucha contra los cazas enemigos, es necesario:



1. El vuelo hacia el objetivo y durante el regreso hacia el aeródromo debe ser organizado en la formación que permite visualizar en todo momento las semiesferas traseras de los puntos o de los aviones que cierran la formación; además, esta formación debe garantizar la posibilidad de abrir el fuego desde los aviones vecinos.




La mejor formación de combate es la fila de 6 IL-2 en formación “cuña”, mas parecida a “frente”. Los intervalos entre las parejas deben garantizar una buena visibilidad de la semiesfera trasera del vecino y permitir efectuar la maniobra para aquellos casos cuando sea necesario rechazar ataques de los cazas enemigos.



Los intervalos entre los aviones que forman la pareja deben ser de 100-150m, las distancias de las parejas dentro de la formación general no deben superar los 100m. El intervalo entre las parejas debe ser de 150-200m. Esta formación nos garantiza:



a) Una buena observación de todo el grupo por parte del líder;

b) Facilita la tarea de defender a los IL-2 para los cazas de escolta;

c) Facilita el apoyo de fuego mutuo entre los IL-2 que forman el grupo.



2. Volando sobre el territorio enemigo, los ataques de los cazas deben ser rechazados combinando los ataques frontales y las maniobras horizontales, conservando la formación general y el rumbo.



Los ataques pueden rechazados por el grupo de varias maneras y en función de la formación de combate en la que se encuentra el mismo. La base del éxito para rechazar los ataques de los cazas enemigos es:



- conservar la formación cuando se rechazan atraques de los cazas, lo que se consigue manteniendo la velocidad de vuelo constante por parte de todos los aviones del grupo (aproximadamente a 270km/h) y maniobrando con las parejas asignadas para rechazar ataques. Estas parejas deben volar a velocidades superiores en comparación con el resto del grupo;



- para evitar la posibilidad de ser atacado por sorpresa por los cazas, se debe repartir las tareas de observación del espacio aéreo entre los aviones que forman el grupo;



- la retirada del objetivo debe producirse a tal velocidad que garantice una rápida reunión sobre la ruta, es decir, a una velocidad de 290-300km/h.



3. Cuando el ataque de los cazas se produce sobre nuestro territorio, el grupo de los IL-2 debe ponerse en viraje y entrar en combate aéreo. Para ello, el líder del grupo por radio da órdenes “viraje izquierdo” y “viraje derecho”. El giro debe ser efectuado en dirección hacia el enemigo, disparando al mismo tiempo. Las parejas interiores realizan el giro, colocándose en la cola uno del otro. La pareja exterior (pareja de puntos) hace el giro manteniéndose en formación de pareja, hasta que no se cierre el círculo general (y solo después se pone en línea). La distancia entre los aviones debe ser de 150-200m, la altitud de vuelo no menos de 300m, los alabeos durante el giro deben ser entre 15 y 40º.



Cada una de las tripulaciones que forma parte del círculo es plenamente responsable de la defensa del avión que le precede y no tiene derecho a abandonar su puesto en la formación general.



Cuando se rechaza el ataque, las tripulaciones tienen derecho y están obligadas a maniobrar en dimensión horizontal girando a izquierdas y a derechas hasta 45º, y en la dimensión vertical haciendo encabritados y planeos a un ángulo de hasta 30º.



En aquellos casos cuando se dispone de cazas de escolta, los IL-2 deben ponerse en circulo defensivo a unos 400-500m por debajo de los mismos, formando así un nivel inferior. Esto crea buenas condiciones para una buena coordinación entre los cazas de escolta y los IL-2.



Los pilotos de IL-2 deben atacar a los cazas enemigos de manera audaz y decidida. En todos los casos se debe llevar un combate ofensivo, ya que es el pilar del éxito en un combate aéreo.




Para una mejor organización de la defensa y del combate aéreo, así como para lograr una buena coordinación con los cazas de la escolta, en cada uno de los vuelos debe ser establecida y mantenida en todo momento una comunicación radiofónica bilateral entre los IL-2 y los cazas de escolta.
0
0
0
0No comments yet