1. Noticias y actualidad
  2. »
  3. Otros países

Cómo Carolina compró casa por 1 millón de dólares




Durante su primer año en la gestión Cambiemos Carolina Stanley, ministra de Desarrollo Social, recortó pensiones a discapacitados y se mudó de un departamento de 120 cuadrados a una propiedad de 440 metros cuadrados, declarada en un millón de dólares. Aseguró que parte del dinero se lo regalaron, porque sus ingresos y ahorros declarados no eran proporcionales al gasto. También declaró que vendió su departamento anterior por 8 millones de pesos, aunque había jurado que su precio era menos de 1 millón apenas un año antes. Es la ministra que más se enriqueció en el gabinete: 345% en el primer año de gobierno.



Los ajustes que llegaron al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación no alcanzaron a su ministra, Carolina Stanley, quien declaró un aumento en su patrimonio de un 345 por ciento respecto del año pasado. Con la adquisición de un departamento valuado en casi 17 millones de pesos, supuestas donaciones recibidas por más de 5 millones y un automóvil Audi Q5 que ronda los 700 mil, Stanley se convirtió hasta el momento en la ministra con mayor incremento patrimonial.




La ministra pasó de declarar 4.325.000 pesos en su declaración 2015 a 19.241.000 en la correspondiente al 2016. “Vamos en la senda correcta de la economía”, dijo Stanley en dialogo con diario La Nación y luego de un gran año en términos económicos personales que coincidió con duros ajustes que aplicó desde su ministerio.






Los brotes verdes, para Stanley


Hasta junio del año pasado Carolina Stanley vivía sobre la calle Sinclair, a dos cuadras de los bosques de Palermo. El departamento poseía 120 metros cuadrados y se encontraba declarado en 948.767 pesos (luego aseguró haberla vendido en 8 millones de pesos). Según su declaración jurada, aquella fue su vivienda desde noviembre de 2007, y fue adquirida en su totalidad por ingresos propios.

Sin embargo, su primer año en el gobierno nacional dio mejores frutos: la ministra se mudó a un departamento valuado en 16.716.960 pesos (más de un millón de dólares al momento de la compra). La nueva propiedad resultó 1.600 por ciento más costosa que su casa anterior. La nueva morada cuadriplica el tamaño de la anterior: posee 440 metros cuadrados, cochera y se encuentra a tan solo cincuenta metros de la avenida del Libertador, una de las zonas más caras de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La última declaración presentada por la ministra afirma que los fondos que le permitieron alcanzar semejante vivienda datan de la venta de activos, ingresos propios y donaciones. Parte del ingreso con el que pudo acceder a la vivienda, según declaró, fue la venta de su casa anterior, que si bien la declaración jurada correspondiente al año 2015 la valuaba en 948 mil pesos, fue vendida a ocho millones de pesos: más de siete millones por encima del valor declarado.

El periodista Ari Lijalad expresó en este mismo medio que “la diferencia puede estar en la declaración entre valuación fiscal y precio de venta real. De ser así, no queda claro si su nueva casa la declaró por valor fiscal o real”. Es decir que si las declaraciones juradas de Carolina Stanley se basan en el valor fiscal, su nueva propiedad podría costar significativamente más de lo declarado.




Las donaciones a Stanley



Según la declaración de la ministra el acceso a la nueva propiedad también fue posible gracias a fondos provenientes de donaciones. Sin embargo, la documentación no especifica ni el monto recibido en calidad de donación ni el nombre del generoso donante. Lo que sí demuestra la DDJJ es que los regalos que recibe la ministra suelen ser abultados.

Otra de las dádivas declaradas por la hija del banquero Guillermo “Willy” Stanley, y además de las recibidas para la adquisición de su hogar, es de un monto total de 5.680.000 pesos: casi seis millones que la ministra decidió declarar como Bienes recibidos por herencia, legado o donación. Este ítem se incrementó veintiocho veces ya que en la declaración anterior Carolina Stanley había recibido 200.000 pesos.

Nobleza obliga: la ministra no cambió el auto durante su último año de gestión. Continúa conduciendo su Audi Q5 modelo 2013: un automóvil valuado en más de 700.000 pesos que, según declara, también fue un obsequio de su padre.



Los ahorros, intactos


A pesar de haberse mudado a una vivienda considerablemente más cara que la anterior, Carolina Stanley ha logrado incrementar también sus depósitos de dinero en dólares y sólo disminuyó sus depósitos en moneda local.

En la DDJJ correspondiente al año 2015 la ministra declaró poseer 76.886 dólares depositados en la Argentina. Este año, se encuentran depositados 157.002: más del doble de lo adquirido el año anterior. En lo que respecta a depósitos en moneda local, el período 2015 la encontró con 1.480.142 pesos, monto que se redujo a alrededor de 832.000 pesos.

La mudanza implicó también un gran cambio en el mobiliario y el total de bienes del hogar ya que de 2015 a 2016 existió un incremento del 700 por ciento. En el 2015 Stanley había declarado Bienes del hogar por 120.178 pesos, cifra que en el 2016 se elevó a 871.213.


Ingresos y gastos de la ministra


La ministra pasó de declarar 4.325.000 de pesos a 19.241.000, lo que significa un aumento de su patrimonio en 345 por ciento. Según la última declaración presentada, se incrementó también el Ingreso del trabajo, alquileres y otras rentas: de 835.000 pesos pasó a 1.574.000: un incremento de casi el doble. Los gastos personales declarados también se vieron incrementados en más de 100.000 pesos.


El dato de color: durante el 2015 Carolina Stanley poseía dos extensiones de tarjetas de crédito de su padre y durante el año 2016 debió agregar una nueva extensión declarando un total de tres tarjetas familiares.


El ajuste, al ministerio


El ministerio no corrió con la misma suerte que su autoridad. Pocas semanas antes de que presente su declaración, la ministra se vio envuelta en serios conflictos al dar de baja masivamente pensiones por discapacidad. Según el diario Página/12 “la gestión de Carolina Stanley en el Ministerio de Desarrollo Social dio de baja 170 mil pensiones, de las cuales 83 mil fueron en la primera mitad de 2017. Desde esa cartera aseguran que las cancelaciones no responden a la necesidad de ajustar las cuentas públicas sino a una depuración del padrón. En cambio, fuentes gremiales denuncian situaciones de discrecionalidad generalizadas, en el marco de un cambio de fondo en la orientación de la política de cobertura social”.

La última denuncia que enfrenta Stanley fue presentada ayer ante la fiscalía general acusada de utilizar camiones del Ministerio para la entrega de dádivas a cambio de votos. La denuncia, publicada por el portal El Intransigente, fue presentada por el apoderado del Frente Justicialista para la Victoria, Juan Carlos Véliz, quien declaró: “Tenemos un hecho muy grave, sobre todo por la magnitud. Flotas de 15 camiones movilizándose por distintos pueblos de Catamarca. Entregando material sumamente caro, muebles, sanitarios, griferías, chapas, puertas reforzadas, de todo. Es impresionante la magnitud desde lo económico, desde la logística, esto no puede ser desconocido por el gobierno nacional. Esto ha sido orquestado para la compra de votos”.




+21
0
0
0No hay comentarios